Empresas

Se endurecerán medidas contra basura vehicular: AMIA

El presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz señaló que existe un trabajo conjunto entre el sector y las secretarías de Economía y de Hacienda, cuya finalidad es encontrar herramientas para combatir el "lastre" que representa la basura vehicular.
María Luisa González/corresponsal
23 junio 2014 14:12 Última actualización 23 junio 2014 14:12
autos

[El auto más caro en venderse fue del año 2010 en 110 mil dólares./Reuters]

AGUASCALIENTES, Ags.- El presidente ejecutivo de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), Eduardo Solís Sánchez, dijo que había elementos para presumir que se “endurecerán” medidas contra la importación de “basura vehicular” en los próximos meses, como ha estado demandando el sector organizado.

Aseguró que había un “diálogo muy fluido” con las secretarías de Economía (SE) y de Hacienda (SHCP) en la mesa de trabajo establecida con el sector organizado para encontrar herramientas normativas, judiciales y operativas eficaces contra “ese lastre”, por lo que esperaban resultados este año.

“Hemos sesionado ya siete veces y hay la clara intención de entrarle en esas tres áreas”, dijo, aunque perfiló un posible “atorón” en la judicial, pues “no vemos que se resuelvan las quejas administrativas interpuestas contra el par de jueces que han estado permitiendo la entrada de ‘chatarra’ mediante la concesión de suspensiones provisionales”.

“Nos dicen que las cosas van a cambiar; que esos jueces van a ser procesados. No lo sé, no tengo elementos para afirmarlo, pero sí que el Consejo de la Judicatura no ha actuado hasta ahora contra ellos”, señaló.

Entrevistado por EL FINANCIERO en Aguascalientes, donde asistió a la Reunión Nacional de Cluster de la Industria Automotriz, Solís insistió también en que la baja en las expectativas de crecimiento y “la percepción que trae la gente de que las cosas no van bien” constituyen un “factor coyuntural brutal” que sigue incidiendo en la caída de la demanda de vehículos, aunado a la importación de autos usados desde Estados Unidos “que sigue creciendo exponencialmente”.

Reiteró que la venta de autos en el mercado interno sigue a la mitad de los niveles esperados, en un millón 60 mil, según las últimas cifras registradas, contra “dos millones que deberíamos estar vendiendo”, y que no ve visos de recuperación porque la economía sigue sin despuntar.

Son dos cuestiones “que debemos revertir”, por sus efectos en el mercado interno y en la industria automotriz, en lo particular, sentenció el dirigente.