Empresas

Se defiende exdirector
de Exportadora de Sal

En mayo pasado, Mario Alfonso Cantú, coordinador general de Minería, señaló que Jorge Humberto López Portillo, exdirector general de Exportadora de Sal, comprometió 25% de la producción de la empresa por más de 10 años a la mitad de su valor, sin autorización, pero López afirmó que Cantú conocía la situación.
Axel Sánchez
14 junio 2015 20:5 Última actualización 15 junio 2015 4:55
Jorge Humberto López Portillo

Jorge Humberto López Portillo fue director de Exportadora de Sal. (Archivo El Financiero)

Los contratos que comprometen la producción por más de dos años y ponen en riesgo a la paraestatal Exportadora de Sal fueron una petición del Consejo de Administración de la empresa, encabezado por el coordinador general de Minería, Mario Alfonso Cantú, con condiciones que conocían, aseguró Jorge Humberto López Portillo, exdirector general de la firma.

En una entrevista previa, Cantú afirmó que López Portillo, comprometió 25 por ciento de la producción de la empresa por más de 10 años a la mitad de su valor, sin autorización del Consejo de Administración, ni del gobierno federal, lo cual puso en riesgo financiero a Exportadora de Sal.

Sobre su participación en ésto, López Portillo expuso que esos precios los conocía Cantú y que incluso sabía que estaban por debajo del costo de operación.

El Consejo instruyó al director general a que realizará nuevos contratos, respetando los anteriores, a pesar de que los anteriores estaban por debajo del costo de producción

La propia Auditoría Superior de la Federación constató una falla entre las facturas y lo reportado al SAT entre 2008 a 2013, pero afirmó que no existía robo de Cantú.

“Cuando llegué, los trabajadores habían denunciado que no había congruencia entre los pedimentos, las facturas y lo reportado al SAT de 2008, a 2013, el hecho es que lo dijeron los trabajadores, yo lo investigue y es verdad. No hay congruencia entre los pedimentos de exportación y las facturas entregadas al gobierno”, aseguró López Portillo.

El directivo reconoció que durante su gestión aumentó su presupuesto más de 130 millones de pesos, pero fue para mejorar las condiciones de trabajo de los empleados, pues la empresa operaba con recursos similares a los de dos años previos, lo que no era competitivo.

“Es verdad que los empleados trabajan en condiciones peligrosas, tratamos de comprar los mejores equipos, de corregir los valores de los equipos en libros y por eso se nos señala, porque aumentamos algunos costos, como mascarillas para protegerse”, dijo López Portillo.

Los ingresos de Exportadora de Sal aumentaron 22.4 por ciento en 2014, año de la gestión de López Portillo.

En abril de 2015, EL FINANCIERO dio a conocer un fraude en la paraestatal, derivado de la venta de cada tonelada de sal en 10 dólares, cuando en el resto del mundo se comercializaba en 70 dólares. Sin embargo, en documentos de exportación se reportó la venta en 20 dólares por tonelada, el doble del que se informaba al SAT. Mitsubishi, a su vez, vendía la sal hasta en 70 dólares.

Sin sabor