Empresas

Schoenfeld ‘destapa’ mercado de cerveza artesanal premium

Para diferenciarse de las otras marcas de cerveza artesanal, la empresa familiar mexicana Schoenfeld apostó por fabricar sus productos con insumos importados, aunque sus precios son 30% más altos en promedio frente a las cervezas artesanales tradicionales.
Stephanie Cuevas
23 junio 2015 20:13 Última actualización 24 junio 2015 8:16
Schoenfeld

Schoenfeld tiene un estilo minimalista que se nota desde el envase y sigue con sus recetas tradicionales. (Cortesía)

Schoenfeld Brewery es una empresa familiar mexicana que apuesta a la producción de cervezas artesanales con recetas tradicionales y productos importados de Europa. Su operación dio inició en julio de 2011 con una planta en Toluca, en donde elabora lagers alemanas y maltosas ales inglesas.

“La idea surgió en una cena familiar. Mi hermano había estudiado en Inglaterra y justo salió el tema de que la cerveza allá sabe muy rica, entonces platicando pensamos ‘por qué no hacer ese tipo de cerveza en México’ y ahí empezó todo. Schoenfeld es el apellido de uno de los socios”, comentó Azucena Noriega, administradora general de la empresa.

Para comenzar, la startup obtuvo asesoría de un maestro cervecero de Estados Unidos, quien los ayudó a superar el reto de adaptar el producto para los consumidores mexicanos, además del problema de trabajar la levadura a las alturas de Toluca, cuando normalmente se elabora a nivel del mar.

Noriega detalló que para realizar una cerveza artesanal se requiere de cuatro ingredientes básicos: agua, lúpulos, levadura y maltas, las cuales pueden ser de cebada o de trigo, aunque también se aceptan otros componentes para potencializar el sabor. De los cuatro lúpulos nobles conocidos la firma utiliza todos en su producción artesanal.

Schoenfeld tiene un estilo minimalista que se nota desde el envase y sigue con sus recetas tradicionales, cuenta con dos estilos alemanes y dos ingleses: Deutsches Hefeweizen, Premium Pilsner, London Porter e India Pale Ale. Para lograr esto, los cuatro socios fundadores decidieron importar la materia prima del lugar de origen de estos estilos, ya que en México existe sólo una pequeña producción de los lúpulos necesarios y las cualidades de estas no cumplen con la calidad requerida.

“Fue una decisión riesgosa por el costo de importar los productos, lo que hace que el precio de nuestra cerveza sea más cara incluso, que otras artesanales; sin embargo queremos seguir utilizando este tipo de ingredientes que nos diferencian”, dijo Noriega.

La cervecera artesanal inició ofreciendo su producto a restaurantes y bares del Distrito Federal y Zona Metropolitana y en marzo de 2013 comenzó a surtir a Soriana, y un año más tarde entró al programa ‘Apoya una Pyme’ de Walmart, lo que los impulsó con su fuerza de distribución.

Las principales ciudades en donde se puede encontrar Schoenfeld en restaurantes y bares son el Distrito Federal, Monterrey, Guadalajara y Guanajuato, además de las unidades de Superama en toda la República Mexicana.

De acuerdo con Azucena Noriega, en México no existe una norma que defina a la cerveza artesanal, por lo general se basan por lo establecido en Estados Unidos, en donde la empresa debe cumplir con un tamaño de producción de menos de 6 millones de barriles al año, cada uno de 117 litros; tiene que ser independiente, no puede ser parte de una cervecería grande, y estar hecha 100 por ciento a base de cereales fermentables.

Actualmente Schoenfeld Brewery produce 40 barriles al mes de los cuatro estilos con los que cuenta, en comparación con los entre 10 y 20 barriles con los que inició.

Por la calidad de sus insumos, el precio de sus productos es de 49 pesos, mientras que el promedio de las cervezas artesanales es de 35 pesos.

Noriega remarcó que durante el tiempo que lleva operando se han percatado que las personas que prueban la cerveza la siguen pidiendo, por lo que buscan expandir su fuerza de distribución para llegar a más lugares.

“Sabemos que el auge de la cerveza artesanal ha crecido, principalmente porque el perfil de consumidor que busca este tipo de cervezas quiere un producto más diferenciado de lo que está acostumbrado, entonces esto nos indica que junto con el incremento de nuestras ventas tenemos un buen futuro”, estimó.

Las ventas de la industria cervecera artesanal en 2014 crecieron 4.7 por ciento respecto al año previo, al comercializarse 10 millones 500 mil litros de cerveza, de acuerdo con datos de la Asociación de Cerveceros de la República Mexicana (Acermex).

1
Producción

La firma fabrica 40 barriles al mes de cuatro estilos diferentes.

Schoenfeld