Empresas

San Miguel de Allende apuesta al turismo de convenciones

El objetivo es tener convenciones relativamente pequeñas para conservar la esencia del destino informó la directora de Fomento Económico y Desarrollo Turístico municipal, María José Garrido Eraña.
Notimex
09 marzo 2014 10:12 Última actualización 09 marzo 2014 10:12
hotel San Miguel

hotel San Miguel

CIUDAD DE MÉXICO.- Con la inauguración a finales del presente mes de un Centro de Convenciones, San Miguel de Allende le apostará a entrar en ese mercado, para reuniones hasta de 500 personas y así mejorar la ocupación hotelera entre semana.

La directora de Fomento Económico y Desarrollo Turístico municipal, María José Garrido Eraña, explicó en entrevista que la inauguración del Centro de Convenciones será importante para atraer visitantes entre semana.

Señaló que el objetivo es tener convenciones relativamente pequeñas para conservar la esencia del destino y ofrecer a los participantes un sitio donde caminen entre galerías, en lugar de hacerlo por el pasillo de un gran hotel, como ocurre en los destinos de playa.

Por lo pronto ya hay una convención del sector turístico con 400 participantes confirmada para mayo, que por primera vez sale de Estados Unidos para llevarse a cabo en San Miguel de Allende.

Además, la funcionaria explicó que en mayo se abrirá también un museo, que se espera atraiga más visitantes y, como parte de los cinco ejes estratégicos para fomentar el turismo, se pondrá en marcha una campaña de mercadotecnia digital.

Esta campaña está dirigida a jóvenes que no usan los medios tradicionales para informarse, reservar, ni comprar productos turísticos.

De igual manera, en breve se lanzará la Marca San Miguel de Allende, en coordinación entre autoridades de los tres niveles de gobierno y la iniciativa privada, para reforzar la identidad del lugar.

Y se tiene previsto generar productos turísticos nuevos, como las rutas de cantinas y rutas de talleres, entre otros, para darle más atractivo.

Garrido Eraña señaló que, a pesar de estos planes para atraer más visitantes, si evitará que el número de turistas recibidos rebase la capacidad de la población.

Para ello, se mantiene el número de habitaciones de hotel en mil 800 y los productos y oferta turística se mantienen dirigidos a un público específico, que garantiza el respeto al destino.