Empresas

Samsung estudia la posibilidad de dividirse en dos 

El fondo activista estadounidense Elliott Management pidió a Samsung que se divida en una compañía holding y una empresa operativa, que impulsaría el valor para los accionistas, según un diario coreano.
Reuters
28 noviembre 2016 18:53 Última actualización 28 noviembre 2016 19:23
Samsung. (Bloomberg)

Samsung está revisando opciones para una estructura corporativa óptima. (Bloomberg)

Samsung está revisando opciones para una estructura corporativa óptima, incluyendo la posibilidad de establecer una compañía holding en medio de crecientes pedidos para mejorar la transparencia y la gobernanza.

A propuesta del fondo activista estadounidense Elliott Management, la compañía podría dividirse en dos, según el diario coreano Seoul Economic Daily.

La división permitiría a los herederos de la familia fundadora Lee fortalecer su control en el líder mundial de teléfonos. Elliott propuso una división en octubre para impulsar el valor para los accionistas.

El fondo quiere que Samsung Electronics se divida en un holding y una empresa operativa, pague un dividendo especial equivalente a 26 mil millones de dólares, prometa devolver al menos el 75 por ciento del flujo libre de caja a los inversores y acuerde el nombramiento de algunos consejeros independientes.

Samsung vendió activos no estratégicos mientras fusionaba dos filiales en 2015 para consolidar el control de Jay Y. Lee y sus dos hermanas, en un intento de que la familia fundadora se asegure un traspaso del control estable.

"Aunque Samsung no comente específicamente detalles como el momento de una división... al menos dirá que implementará cambios en la estructura de control de un modo razonable", dijo HI Investment en un informe el lunes.

Samsung aseguró en un comunicado que también considera los posibles beneficios de listar sus acciones en otros mercados y que contrató asesores para una cuidadosa revisión.

"La revisión no indica la intención de la administración o de la junta hacia una u otra (decisión)", afirmó la compañía, agregando que el proceso de estudio tomaría al menos seis meses.

En septiembre de este año, Samsung retiró del mercado 2.5 millones de unidades de su Samsung Galaxy Note 7 debido a que sus baterías estallaban, y 2.8 millones de lavadoras en noviembre por fallas reportadas.

El escándalo de las baterías provocó que la empresa reportara pérdidas durante el tercer trimestre del año y estimara que al menos los próximos dos periodos verá reducidos sus márgenes de ganancias.