Empresas

Rolls-Royce se apresta a lanzar su primera SUV

El primer vehículo 4x4 de la empresa de automóviles de lujo busca seducir al creciente número de millonarios en el mundo. Entre los pocos detalles que ofreció Rolls-Royce están que la SUV tendrá un marco de aluminio y podrá “cruzar cualquier terreno”.
Bloomberg
18 febrero 2015 11:14 Última actualización 18 febrero 2015 11:23
Símbolo de Rolls-Royce

Símbolo de Rolls-Royce. (Reuters/Archivo)

Rolls-Royce desarrollará un vehículo utilitario deportivo (SUV, por sus siglas en inglés) para responder a la entrada de Mercedes-Benz al segmento de sedanes de ultralujo, mientras la competencia por los consumidores ricos se intensifica.

Mercedes está retando a Rolls-Royce en su terreno con la introducción el próximo año del Maybach Pullman, de 570 mil dólares. La versión extragrande del Clase S, con tres filas de asientos, se venderá por arriba del precio inicial de 403 mil dólares del Rolls-Royce Phantom. Pero esta compañía ya prepara su respuesta.

“Estamos desarrollando un totalmente nuevo Rolls-Royce con una presencia, elegancia y propósito excepcionales”, dijo el presidente de la marca, Peter Schwarzenbauer.

“Nos tomaremos nuestro tiempo en desarrollar y perfeccionar este nuevo concepto de lujo”, señaló en un comunicado el CEO Torsten Mueller- Oetvoes.

Los modelos de élite de Mercedes y Rolls-Royce son los más recientes esfuerzos de las automotrices para llegar a los más ricos. Maserati y Bentley están expandiendo sus líneas con nuevos crossovers y Audi añadió un superauto eléctrico.

La meta es seducir al creciente número de millonarios, que se espera crezcan 53 por ciento, a 53 millones de personas, en 2019, según el Reporte Global de Riqueza 2014 elaborado por Credit Suisse. Acgtualmente, alrededor de 0.7 por ciento de la población adulta del mundo posee 44 por ciento de la riqueza de los hogares.

“El crecimiento en la dispardidad del ingreso ha sido muy fuerte en los últimos cinco años, lo que estimula la demanda por estos superautos”, dijo Stuart Pearon, un analista de Exane BNP Paribas. “Los automóviles serán aún lo suficientemente raros como para no perder su estatus, incluso si hay más modelos”.

EL NUEVO VEHÍCULO DE ROLLS-ROYCE

Rolls-Royce fue vago acerca de los tiempos y detalles de la SUV. Dijo que el nuevo vehículo tendrá un marco de aluminio, de “carrocería alta” y será capaz de “cruzar cualquier terreno”. Esto podría ponerlo a competir con el Mercedes Clase G, que cuesta 137 mil dólares para la versión AMG.

Mientras tanto, el Mercedes Pullman promete una opulencia sin precedentes. El vehículo de 6.5 metros tiene espacio para que cuatro pasajeros se sienten cara a cara en la parte trasera y cuenta con unas 10 centímetros más de altura libre al techo que el Clase S estándar.

Una división entre el compartimiento del chofer y los pasajeros puede volverse opaca al tocar un botón, mientras que una pantalla plana de 18.5 pulgadas (el doble de tamaño de una iPad) también es parte del equipamiento estándar.

“El precio de estos automóviles es irrelevante”, dijo Peter Fuss, un socio de la unidad alemana de Ernst & Young. “Las extremadamente bajas tasas de interés alrededor del mundo significan que no hay razón para ahorrar el dinero, así que la gente muy rica de este mundo está feliz de gastarlo”.