Empresas

Reto de petroquímicas será la retención de personal: Braskem

Braskem Idesa invertirá 3 millones de dólares en la capacitación de 300 elementos que operararán la planta Etileno XXI. La mitad de ellos será enviada a Brasil para conocer procesos y tecnología. La compañía buscará que el 65% de su personal sean jóvenes.
Axel Sánchez
19 mayo 2014 21:35 Última actualización 20 mayo 2014 5:0
Braskem

(Archivo)

Las empresas petroquímicas tendrán como desafío retener el talento, debido a que muchas compañías de este sector se instalarán en el país para aprovechar los beneficios de la reforma energética y buscarán a los mejores trabajadores, dijo Eduardo José Bulgarelli, director Corporativo y de Recursos Humanos de Braskem Idesa.

En conferencia de prensa, dijo que la empresa está invirtiendo 3 millones de dólares en la capacitación de 300 elementos que operarán la planta Etileno XXI. De dicho monto, la mitad será enviada a Brasil para conocer los procesos.

“Creemos en nuestro modelo de gestión, donde a todos ofrecemos crecimiento interno, beneficios y prestaciones; y en segundo término es tratarlos como líderes en su cargo, que se sientan parte de la empresa”, dijo Bulgarelli.

La visión de la compañía es que 65 por ciento de los empleados sean menores de 35 años, por lo que buscarán que sea una empresa de jóvenes y mexicanos, al no contemplar extranjeros.

En total contratarán a 700 personas, incluyendo administradores y alta dirección, pero la actividad de Etileno XXI producirá 2 mil 100 empleos indirectos más; desde personal de limpieza, hasta logística.

“En 2013 iniciamos un proceso de contratación de jóvenes recién egresados de la universidad, en los cuales contamos con 2 mil 198 inscritos, de esa cantidad seleccionamos a 177 y al final contratamos a 19; hemos estado repitiendo el proceso”, comentó.

Del total de trabajadores, 98 por ciento serán mexicanos y 2 por ciento, brasileños; sin embargo, esto será temporal, debido a que los extranjeros que lleguen a trabajar en Etileno XXI apoyarán la formación de trabajadores, por lo que eventualmente regresarán a su país de origen.

Tenemos planeado que todos los niveles de la empresa sean ocupados por mexicanos, incluso alta dirección y el trabajo técnico de la planta. Los accionistas podrán ser extranjeros, pero la actividad y operación son mexicanas y por eso creamos programas de capacitación y vamos a invertir más de 3 millones de dólares”, destacó.

Los entrenamientos de los mexicanos en Brasil están dirigidos a coordinadores, ingenieros, técnicos y operadores clave, en su mayor parte ya experimentados en otras tecnologías.

El primer entrenamiento se realizó entre marzo y abril de 2014, en el que 43 personas de la operación fueron capacitadas por personal experimentado de Braskem, en plantas ubicadas en Triunfo, Brasil.

El segundo será para 60 integrantes divididos en 4 grupos, entre marzo y noviembre del 2014, donde conocerán la rutina de operación y los principales procedimientos del cracker en DCX- Rio de Janeiro, tecnología que estará también en México.