Empresas

Restaurantes servirán bebidas sólo al interior: Canirac

Para lograr que se levantara la ley seca de sus establecimientos en Semana Santa, los hoteleros y restauranteros debieron  llegar a un acuerdo con el GDF que los compromete a no vender botellas cerradas para ser consumidas en las calle.
Claudia Alcántara
10 abril 2014 20:9 Última actualización 10 abril 2014 20:20
[Bloomberg] Tres botellas de un whisky escocés del siglo XIX halladas en una cabaña abandonada del explorador antártico Ernest Shackelton fueron devueltas al continente polar. 

[Bloomberg] Tres botellas de un whisky escocés del siglo XIX halladas en una cabaña abandonada del explorador antártico Ernest Shackelton fueron devueltas al continente polar.

Los empresarios hoteleros y restauranteros del Distrito Federal, se comprometieron a no vender botellas cerradas a sus clientes, para ser consumidas fuera de los establecimientos, como parte de los compromisos a los que llegaron con las autoridades capitalinas, para exentarlos de la ley seca durante la Semana Santa, indicó Manuel Gutiérrez, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac).

“Llegamos al acuerdo que la bebida se serviría en el interior de los restaurantes, y de ninguna manera se permitiría el vender botella cerrada para ser consumida en la calle, porque si estamos de acuerdo que las botellas cerradas en este tipo de celebraciones, como el Via Crucis, el que la gente tome en la calle, puede ser riesgoso cuando hay tanta gente afuera, pero no en el interior de los restaurantes y los hoteles”, dijo Gutiérrez.

En entrevista, el empresario indicó que durante la reunión que se llevó a cabo entre Canirac, la Asociación de Hoteles de la Ciudad de México, y el Jefe de Gobierno Capitalino, Miguel Angel Mancera, llegaron a un acuerdo sobre el daño económico que causaría el decreto que prohíbe la venta de bebidas alcohólicas de cualquier graduación del 17 al 20 abril.

Recordó que el 30 por ciento del ticket promedio de un comensal lo representa el consumo de bebidas alcohólicas y no alcohólicas, el restante 70 por ciento alimentos.

Señaló que también el daño sería al turismo, ya que se prevé que llegarán cerca de 500 mil turistas a la capital del país, y esta ley seca a hoteles y restaurantes, generaría una mala señal y desalentaría las llegadas.