Empresas

Empresas replantean
sus proyectos eléctricos por bajas tarifas

Frente a la reducción del precio de la electricidad para la industria en México, empresas como Cemex, Mexichem, Braskem Idesa, Autlán y Rassini, han replanteado sus proyectos de generación de energía para la venta a terceros, para poder ser competitivos y rentables.
Axel Sánchez
21 mayo 2015 21:6 Última actualización 22 mayo 2015 4:55
Energía eléctrica

Torres de energía eléctrica. (Reuters)

La reducción de 20 por ciento en el precio de la electricidad para la industria en México ha obligado a las empresas privadas a replantear sus proyectos de generación de energía para la venta a terceros.

Cemex, Mexichem, Braskem Idesa, Autlán, Rassini, entre otras, planean invertir en los próximos cinco años cerca de 6 mil millones de dólares en generación eléctrica para autoconsumo y venta a terceros, sin embargo, algunos están modificando su estrategia para poder ser competitivos y rentables frente al nuevo entorno del mercado.

“Algunos proyectos donde participamos como proveedores de tecnología están modificándose, estamos poniendo turbinas más eficientes para seguir siendo rentables. Buscamos generar electricidad con menor gasto”, dijo en entrevista Raúl Gallegos, presidente y director general de GE México.

Por su parte, Louise Goeser, presidenta de Siemens Mesoamérica, reconoció que hay indecisión sobre el tipo de plantas que se deben instalar para poder competir con la CFE en la venta de electricidad.

“Trabajamos en el desarrollo de plantas de bajo costo, con baja huella de carbono”, comentó a su vez Miguel Ángel Alonso, director de Energía de la empresa española Acciona, la cual apoya en el desarrollo de parques energéticos.

La perspectiva es que la iniciativa privada pueda alcanzar una participación de mercado de 50 por ciento de la venta de electricidad en cinco años, cuyo valor es de más de más de 200 mil millones de pesos.

Gerardo Álvarez, director de Mexichem Energía, dijo que además es necesario contar con el reglamento del mercado eléctrico mayorista, en el cual será el método de venta de electricidad a terceros, además de que establecerá el costo por usar la red de transmisión. Estas normatividades se publicarán en el segundo semestre de 2015.

Algunas de las tecnologías que han implementado las compañías para hacerse más eficientes son turbinas de nueva generación. Uno de estos aparatos es el modelo SGT6-5000F de la alemana Siemens, el cual permite la generación de 355 megawatts por unidad con un consumo de gas natural 58 por ciento menor al de una turbina tradicional de capacidad similar.

Por otro lado, GE fabrica turbinas clase H, las cuales tienen la más alta capacidad de generación en el mercado: 510 megawatts por unidad, con un gasto de gas natural 61 por ciento menor

AJUSTAN SU ESTRATEGIA

Cemex, uno de los principales interesados en este negocio, planea crecer a través de la energía eléctrica solar, eólica y de gas natural, la que resulte más eficiente.

El CEO de la compañía, Fernando González, pronosticó que las tarifas caerán un total de 30 o 40 por ciento en el país en los siguientes años.

Las dos plantas de cogeneración de Mexichem, en las cuales invertirán más de mil 200 millones de dólares, se están replanteando con el objetivo de generar electricidad a bajo costo, de manera que las tarifas sean rentables.

“Se retrasarán los proyectos unos meses debido a que el bajo precio de la electricidad los obliga a rediseñar las plantas para que el negocio sea rentable”, dijo Antonio Carrillo Rule, director general de la empresa.

Francisco Freyre, directivo de Rassini, comentó que analizan la posibilidad de una planta eléctrica con gas natural, pero las bajas tarifas ponen en duda el proyecto.

Por su parte, Arturo Gómez, director general de EON Energy, firma que se dedica a financiar proyectos de generación eléctrica, apuntó que mientras no existan las reglas del mercado mayorista nacional, no es buena idea establecer proyectos eléctricos para venta a terceros, sólo para autoconsumo.

Da clic en la imagen para agrandarla

las empresas desarrolladoras