Empresas

Reformas energética y hacendaria, metas pendientes: Concamin

10 febrero 2014 4:17 Última actualización 01 septiembre 2013 13:20

[Lo hecho por Peña Nieto en materia económica ofrece también avances importantes. Arturo Monroy] 


 
Notimex

Las reformas energética y hacendaria son algunas de las metas pendientes en los primeros meses de esta administración y para alcanzarlas se requerirá trabajo político, capacidad negociadora y visión de Estado, señaló la Concamin.


Para la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), el recuento de lo hecho en materia económica durante los primeros meses del gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto, ofrece también avances importantes y resultados en indicadores clave de la actividad económica nacional.


A su vez, apuntó que el primer mandatario inició su administración en un ambiente de respeto a la institucionalidad y transmitiendo la certeza de que México estaba frente a una oportunidad de cambio en materia económica, social y política.


Recordó que en su primer discurso como presidente de la República, el jefe del Ejecutivo anunció 13 medidas, entre las que destacan las referentes al combate a la inseguridad, atención a la pobreza y fomento a la competitividad de la economía.


Entre otras medidas, destacan el mantenimiento de la disciplina fiscal, así como el impulso de un gobierno austero pero eficaz, además del fomento al crecimiento económico.


Señaló que posterior a su primer participación como presidente de la República Mexicana, Peña Nieto anunció que sin lugar a dudas el más importante acuerdo de colaboración suscrito en el país por el Poder Ejecutivo y los titulares de las principales fuerzas políticas, es el Pacto por México.


Expuso que en dicha iniciativa se definió una agenda de temas, reformas y acciones cuya trascendencia está por encima de las diferencias políticas de cada partido y permitió la consolidación de expectativas favorables en torno al impulso de reformas cruciales para el avance del país.


El organismo industrial apuntó que definir una agenda común con los principales partidos políticos, permitió emprender el esfuerzo modernizador en condiciones favorables.


Algunos de los avances de la presente administración son el restablecimiento de la capacidad negociadora y de operación del gobierno, y la permanencia del Pacto por México así lo acredita, añadió.


Refirió que el jefe del Ejecutivo impulsó la más importante reforma educativa de los últimas décadas, e inició su primer año de gobierno con un objetivo preciso, déficit cero en finanzas públicas y un programa de austeridad para hacer más con menos recursos.


También concretó la Ley nacional de responsabilidad hacendaria y deuda pública para evitar el sobreendeudamiento de los gobiernos estatales y definir reglas de contabilidad que permitan mejorar la transparencia en el uso y justificación de los recursos públicos.


En un comunicado, el organismo abundó que durante esta administración se creó el Instituto Nacional del Emprendedor para lanzar la estrategia de apoyo a las pequeñas y medianas empresas (Pymes) con una visión integral.


Asimismo, logró una reforma en telecomunicaciones que promoverá la competencia entre los oferentes de dichos servicios, elevará la calidad de los contenidos y reducirá los precios y tarifas vigentes, en favor de la economía familiar.


Otro de los avances es la reforma financiera que abrirá espacios para que la banca aumente el financiamiento a las actividades productivas y lo haga en forma eficiente y a un menor costo.
 

Entre las metas por alcanzar, la Concamin mencionó la reforma energética como "uno de los cambios estructurales más polémicos y difíciles de concretar".


Además, consideró que las semanas por venir servirán para aquilatar la capacidad de las fuerzas políticas para definir el mejor camino para la modernización del sector energético nacional.


Apuntó que otra meta pendiente es la reforma hacendaria que, en su opinión, comprobará la consistencia del Pacto por México y la disposición de los partidos políticos para dotar al Estado de los ingresos tributarios necesarios para atender los requerimientos económicos y sociales del país.


Expuso que para aumentar la base de contribuyentes mediante políticas públicas que propicien el tránsito de la informalidad a la formalidad, es necesario garantizar el uso eficiente y transparente del gasto público y una estrategia de manejo de deuda y finanzas públicas.


Fomentar el crecimiento de la inversión, la economía, la productividad, el poder adquisitivo de los trabajadores, el empleo y promover la reindustrialización del país son otros de los temas pendientes para esta administración, opinó el organismo.


Señaló que este año el país enfrenta un escenario económico adverso y difícil que lo ubica en una situación complicada pero superable, ya que de acuerdo con sus estimaciones, crecerá a un ritmo menor en comparación con el de 2012, la economía no logrará generar las fuentes de empleo necesarias y la industria requiere una estrategia que permita la reindustrialización del país.