Empresas

Reforma meterá en cintura a gasolineras

10 febrero 2014 5:7 Última actualización 19 agosto 2013 5:2

[BP, Shell y otras, podrán instalar sus propios locales de venta / Cuartoscuro]


 

Axel Sánchez
 
 
Las gasolineras del país se verán presionadas a mejorar sus servicios, debido a que la propuesta de reforma energética del presidente Enrique Peña propone abrir este sector a otras marcas, dijo Marcos Giacoman, socio de la firma Marcos y Asociados.
 
 

El ex director de finanzas de la paraestatal indicó que actualmente hay muchos grupos de franquiciatarios que se benefician por la falta de competencia, pues privilegian el incremento de sus márgenes de ganancia sobre la inversión en la mejora de sus servicios.
 
 
“Como su única función es ir con Pemex y presionarla para que no suba los precios, ellos obtienen mayores ganancias. Éste es uno de los sectores que se siguen beneficiando del monopolio estatal”, expresó Giacoman.
 
 
Sin embargo, la apertura no será fácil, pues a través de sus asociaciones y líderes gremiales, los distribuidores buscarán evitar que se sumen más gasolineras a la red actual de servicio, que es de 10 mil 780 centros, más mil unidades que se prevé entren en operación este año.
 
 
“Si hay libertad completa para la importación, refinación y venta de combustible, seguramente veremos a empresas como BP o Shell queriendo competir en México. Esto sería positivo, porque estas firmas le meten un oxigenante más eficiente (a la gasolina) que hace que el auto funcione mejor y al mismo precio. También podrían pagar salarios a los despachadores para que no dependan de las propinas y mejoren su atención al cliente”, explicó Giacoman.
 
 

En un trabajo de campo realizado por EL FINANCIERO en diversas estaciones del Distrito Federal y Área Metropolitana, se evidenciaron irregularidades al incumplir con el Manual de Operaciones de la Franquicia Pemex.
 
 

Dentro del contrato de franquicia para instalar una gasolinera destacan puntos como el contar con un espacio exclusivo de 40 por ciento del mostrador de aceites para la venta de productos de la paraestatal.
 
 

También especifica que no se debe expedir gasolina a personas en estado de ebriedad o al transporte público con pasajeros. Tampoco se deben efectuar reparaciones mecánicas, hacer promociones con la gasolina o participar en campañas políticas o religiosas.
 
 
Los baños, por otra parte, deben contar con el esquema estándar de un sanitario (retrete, lavamanos, urinal, bote de basura y papel), los cuales deben de estar limpios y ser gratuitos a todos los clientes y sus acompañantes.
 
 
No obstante, la realidad es diferente.
 
 
Los baños de las gasolineras visitadas no presentan buen estado y están sucios, además de que en algunos se cobra hasta 5 pesos para su uso.
 
 
Adicionalmente, no todos los despachadores portan un traje verde olivo como lo marca el reglamento, mientras que en los mostradores de aceites hay más productos de firmas privadas que de Pemex.
 
 
En el Estado de México, principalmente en los municipios de Naucalpan, Atizapán y Tlalnepantla, los transportistas ingresan a las estaciones a tomar combustible aún con pasajeros a bordo.
 
 
La Asociación Mexicana de Empresarios Gasolineros expresó en un documento llamado “Posicionamiento del sector ante la reforma energética 2013”, que no están en contra de los cambios en el sector pero pugnan porque no se abran más centros y así evitar lo que consideran “una saturación en el mercado”.