Empresas

Reforma impone a cableras nuevos retos

12 febrero 2014 4:52 Última actualización 13 marzo 2013 9:33

[Bloomberg] Deberán retransmitir señales locales poco comerciales; retransmisión analógica, fuera de la gratuidad. 


 
Lizbeth Pasillas
 
Los concesionarios de televisión restringida enfrentarán 2 retos importantes de ser aprobada la iniciativa de reforma constitucional, planteada por el presidente Enrique Peña Nieto y que incluye los denominados must carry-must offer.
 
De acuerdo con analistas consultados, estos retos son:retransmitir gratuitamente la señal de los concesionarios de servicios de televisión abierta (must carry)retransmitir señales poco atractivas comercialmente hablando, tales como la programación de los gobierno estatales.
 
De lo primero se beneficiarán sobre todo las empresas cableras pequeñas, que hoy no pueden retransmitir programación de la televisión abierta.
 
Asimismo, la retransmisión de esas señales les implicará un costo -que aún no se define quién absorberá- en equipo técnico para llevar la señal a los suscriptores, sobre todo si éstos no cuentan con un aparato de televisión con recepción digital.
 
Gratuidad
 
En el artículo octavo transitorio de la reforma constitucional presentada, se señala que "los concesionarios que presten servicios de televisión radiodifundida están obligados a permitir a los concesionarios de televisión restringida la retransmisión de su señal, de manera gratuita y no discriminatoria, dentro de la misma zona de cobertura geográfica, en forma íntegra, simultánea y sin modificaciones, incluyendo la publicidad y con la misma calidad de la señal que se radiodifunde".
 

[Elaboración propia]
 
 
Ello no tendría costo adicional en los servicios contratados por los suscriptores y usuarios.
 
Sin embargo, de acuerdo con los analistas consultados, perderán la gratuidad -y por ende el beneficio de la reforma- aquellas cableras que hoy toman una transmisión digital, la convierten en analógica y la retransmiten en esa calidad.
 
Muchas cableras pequeñas en el interior del país están en esa situación, en parte porque su público usuario no tiene un aparato receptor digital.
 
Eso implicará un costo para las cableras -digitalizar al televidente-, que no está definido quién tendría que pagar. El proceso de digitalización de la televisión en el país apenas inició.
 
Los concesionarios de telecomunicaciones o de televisión radiodifundida que hayan sido declarados con poder sustancial en cualquiera de los mercados de telecomunicaciones o radiodifusión o como agentes económicos preponderantes, no se beneficiarán de la regla de gratuidad. Deberán acordar precios de los contenidos. Esto en lo particular podría afectarle a Telmex.