Empresas

Reforma fiscal pone freno al sector de transporte de mercancías

El presidente de la Asociación Nacional de Transporte Privado dijo que al no registrarse el crecimiento económico en el país, el sector del transporte de mercancías se ha visto afectado de manera sustancial.
Norma Anaya / corresponsal
13 julio 2014 10:49 Última actualización 13 julio 2014 10:49
Camiones de carga

Las restricciones de circulación se aplicarán durante los días de mayor afluencia vehicular en carreteras federales. (Archivo/Cuartoscuro)

CANCÚN.- Contrario a lo que se esperaba, la reforma fiscal impacta de manera negativa al sector del transporte de mercancías en el país, pues al no registrarse el crecimiento económico proyectado, la incertidumbre pone un freno a la inversión de la propia industria, inhibiendo también su desarrollo.

Además, se suma la inseguridad que afecta a todo el país e incide en la industria del transporte en México, pues está en contacto con todas las carreteras, y hay zonas con problemas importantes en este rubro.

“El transporte es una actividad que responde de inmediato o se ve afectada por la falta de crecimiento económico nacional y al no tener los números esperados, el sector lo reciente, la actividad no reporta hasta ahora una reducción, pero no hemos crecido”, aseguró el presidente de la Asociación Nacional de Transporte Privado (ANTP), Alex Theissen.

En entrevista, dijo que con las reformas se esperaba un crecimiento del 4 por ciento, pero la cifra es de apenas un 2.5 por ciento, y eso tiene una repercusión.

“Ante la incertidumbre, en lugar de invertir en determinado número de equipos para transportar bienes que se producen, tenemos que esperar a que se dé el crecimiento y eso trae como consecuencias que no se fomente el desarrollo propio de la industria”.

Incluso, destacó que la flota de transporte en México “sigue siendo vieja y siguen sin funcionar correctamente los programas de chatarrización, además de que falta incentivar más la ventaja de tener vehículos nuevos”.

Consideró que es sumamente importante que los gobiernos, a través de las normas, leyes y reglamentos que emitan en el futuro, vayan con esa idea, de fomentar el que se invierta en vehículos nuevos y mejores tecnologías.

“Aunque también se debe hacer algo en relación con la importación de camiones al país, pues en la medida en que sigamos importando más vehículos de los que producimos en México, el promedio de antigüedad no mejorará, seguirá empeorando y debemos trabajar en los dos extremos”.

Sobre el tema de la inseguridad, dijo no tener una cifra sobre el costo que representa la inseguridad para el sector, pues depende de muchos factores, “pero si es un costo que no aporta, es un gasto para afrontar una situación que debería resolverse de otra manera”.

Consideró entre las zonas que son puntos rojos para el sector, las carreteras de Michoacán, Tamaulipas y algunas de la zona sureste. “El gobierno trata de mejorar la situación y en algunas regiones ha cambiado, por ejemplo en Nuevo León, pero sigue sin resolverse de fondo, por lo que hace falta que sigamos trabajando en el mismo sentido todos en conjunto”.

Finalmente, se refirió al nuevo programa Hoy no Circula que aplica el gobierno del Distrito Federal, pues comentó que las placas federales están siendo consideradas “y eso tendrá un impacto, por lo que es un tema que tendremos que atender”.