Empresas

RedIT quiere ‘conectarse’ a la Red Compartida

Benjamín Martínez, director de RedIt, dijo que tienen interés en montarse en la Red Compartida para expandir sus operaciones a todo el país en los próximos años, principalmente para añadir Pequeñas y Medianas empresas a su base de clientes.
Darinka Rodríguez
01 septiembre 2015 21:28 Última actualización 02 septiembre 2015 4:55
RedIT

RedIT (Tomada de Facebook)

RedIT, dedicada a la instalación de redes de fibra óptica y conexiones a corporativos, ve con interés el proyecto de la Red Compartida, pues planea expandir sus operaciones a todo el país en los próximos años.

En entrevista, Benjamín Martínez, director de la compañía, dijo que tienen interés en montarse a esta red para añadir clientes a su base (principalmente Pymes) en donde actualmente no cuentan con cobertura.

“Tenemos un gran interés como usuarios y la idea es que cuando esté operando, lo cual estimamos que sea entre dos y tres años más, pensamos que así podremos acceder a lugares a donde no tenemos acceso por falta de infraestructura”, señaló.

Con una inversión de 40 millones de dólares, para 2015 y 2016, RedIT planea expandir sus operaciones en México.

RedIT fue adquirida por KIO Networks, transacción que se concretó a inicios del 2015, y con la cual integró a por lo menos 40 clientes más a los 100 con los que ya cuenta al segundo semestre de 2015.

La empresa prevé terminar el 2016 con un total de 200 clientes, refirió Martínez.

La compañía opera desde 1996 en el país y pretende expandir la red de fibra óptica de 3 mil kilómetros, a aproximadamente 3 mil 600, al finalizar el 2016.

“Las inversiones que hacemos están enfocadas al desarrollo de infraestructura de red en ciudades donde hay oferta limitada en cuanto a este tipo de tecnología y este año estamos abriendo operaciones en Aguascalientes, Mexicali y Ensenada y evaluando ciudades en el Bajío, en el sureste y noroeste”, expuso Martínez.

De acuerdo con datos de la OCDE, el crecimiento en redes de fibra óptica fue de 36 por ciento entre 2012 y 2014, aunque más del 98 por ciento de las conexiones en México se siguen haciendo por cables de cobre.