Empresas

Rediseño de la política industrial

12 febrero 2014 4:59 Última actualización 08 abril 2013 7:41

 [Bloomberg] Mercado interno, innovación y sectores a apoyar, ejes de la política industrial. 


 
Ivette Saldaña
 
La política industrial que prepara la nueva administración federal no dará marcha atrás en la desgravación arancelaria, incluirá apoyos para transferencia de tecnología a fondo perdido, transformará el programa de compras de gobierno e impulsará con más fuerza la innovación de las empresas con una bolsa que al menos contendrá cuatro mil millones de pesos en diversos apoyos.
 
En entrevista con EL FINANCIERO, el subsecretario de Industria y Comercio de la Secretaría de Economía (SE), Ignacio Navarro Zermeño, informó que se incorporarán nuevos conceptos como compensaciones industriales para que haya pagos con transferencia de tecnología, entre otros.
 
La estrategia del gobierno anterior, de realizar una desgravación arancelaria, se mantendrá, pues con ello se redujo el promedio arancelario y se eliminaron los picos de aranceles tanto en los sectores industrial como en el agropecuario, aseveró.
 
Así que "no habrá marcha atrás en la desgravación", porque el avance en la baja de aranceles es muy importante para mejorar los precios en la importación de insumos, sin caer en incongruencias de tener aranceles más bajos para productos terminados.
 
Aspectos
 
Para el efecto ya definieron que la política industrial se basará en tres componentes: mercado interno, innovación y sectores a apoyar.
 
De esta manera se espera elevar la productividad de México, que en los últimos 30 años perdió ritmo, ya que sólo registró un aumento de 0.7% en promedio anual.
 
Entrevistado en sus oficinas, el funcionario explicó que el objetivo de incrementar el mercado interno considera 3 aspectos:
 
1) Utilizar las compras de gobierno como palanca de desarrollo, por lo que subirá el monto que se adquirió a las micro, pequeñas y medianas empresas, que en 2012 sumó 92 mil millones de pesos. En las próximas semanas se dará a conocer este nuevo programa, en el que se incorporarán compras públicas "innovadoras" a fin de promover este aspecto entre las firmas mexicanas.
 
2) Desarrollo de proveedores. La meta será aumentar el contenido nacional, que en promedio es de 30 %. Ello se logrará mediante un paquete de instrumentos de apoyo a las empresas nacionales otorgándoles financiamiento, acceso a tecnologías de la información, capacitación y especialización, siempre en coordinación con las grandes firmas, a las que se les darán incentivos económicos para que dediquen esfuerzos a capacitar a sus proveedores.
 
3) Defensa a la industria de las prácticas desleales. En este aspecto se prevé que los procesos de investigación que realiza la Unidad de Prácticas Comerciales Internacionales (UPCI) sean más ágiles. Se alentará a las firmas mexicanas a que se acerquen, en primera instancia, a la dependencia en cuanto sientan que sufren daños por malas prácticas comerciales, en lugar de que acudan a los despachos de abogados.
 
Clasificación
 
Navarro Zermeño dijo que la UPCI se apegará a un proceso justo y no será un mecanismo de proteccionismo en el país.
 
En el componente de innovación explicó que junto con otras instancias de gobierno, como el Conacyt, se crean instrumentos para apoyar la creatividad en las empresas.
 
La finalidad es tener un ecosistema de innovación, es decir varios instrumentos que fomenten en las empresas las inversiones para el desarrollo de nuevas tecnologías, software o cualquier otra cuestión innovadora.
 
Se tienen 3,000 millones de pesos (mdp) en el Programa Especial de Innovación del Conacyt; 800 mdp para el desarrollo de software, vía el Prosoft, y 120 mdps para las industrias de alta tecnología, entre otros planes.
 
Adicionalmente se cuenta con 150 mdppara vouchers de transferencias de tecnología, con los cuales se busca vincular a la academia y al sector de investigación con las necesidades de la industria, para que los nuevos desarrollos tengan aplicaciones reales.
 
La industria se clasificará en 3 tipos de sectores:
 
a) Estratégicos: aquellos que tienen un gran crecimiento, como son automotriz, autopartes, electrónico y eléctrico; b) emergentes de tecnología avanzada: los que son pequeños pero con gran dinamismo, como la industria aeroespacial y dispositivos médicos, entre otros, y c) tradicionales: que requieren de una reindustrialización, como calzado y textil.
 
Con información de El Financiero Diario.