Empresas

Rebotan petroprecios desde mínimos de 3 meses

10 febrero 2014 4:8 Última actualización 10 octubre 2013 22:15

[El contrato del crudo WTI para entrega en noviembre, avanzó 1.40 dólares y cerró en 103.01 dólares / Bloomberg]


 
Efraín H. Mariano
 
Las expectativas de una solución sobre el presupuesto de Estados Unidos, así como una producción limitada de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), contribuyeron el jueves a impulsar las cotizaciones del petróleo desde sus mínimos de tres meses en los mercados de ambos lados del Atlántico.
 
En el New York Mercantile Exchange (Nymex), el contrato del crudo WTI para entrega en noviembre avanzó 1.40 dólares para cerrar en 103.01 dólares, después de rebotar de un mínimo intradía de 101.61 dólares, su menor cotización desde el 3 de julio.
 
En Londres el contrato del crudo Brent para entrega en noviembre escaló 2.74 dólares, 2.5 por ciento, a 111.78 dólares el barril. Es importante señalar que el diferencial entre ambos energéticos ha aumentado hasta 8.77 dólares, el máximo desde el 6 de junio.
 
Los operadores confirmaron que los precios de las materias primas, junto con las acciones, fueron impulsados por señales de avance en Washington para poner fin a la disputa fiscal y evitar una posible moratoria en la deuda de Estados Unidos.
 
"El petróleo se disparó siguiendo la tendencia de las acciones, que explotaron ante la esperanza de que finalmente se alcance un acuerdo presupuestario en Estados Unidos", confirmó Phil Flynn, de Price Futures Group.
 
El presidente Barack Obama se alistaba a negociar con una decena de líderes republicanos en un intento por alcanzar un compromiso, luego de 10 días de parálisis parcial del gobierno federal.
 
Ambas partes parecían dispuestos a llegar a una solución provisoria sobre el incremento del techo de la deuda y sobre el presupuesto del Estado.
 
Por otra parte, aparecieron tensiones del lado de la oferta.
 
La OPEP anunció que su producción había caído a niveles no registrados en casi dos años, a causa de reducciones en Irak, Libia y Arabia Saudita.