Empresas

‘Rebeldes’ dan ganancias
a Panam

Este segmento le representa el 20% del mercado mexicano de calzado deportivo, compitiendo con Converse, Vans y Adidas, tiene una producción de 4.5 millones de pares. La estrategia tuvo un giro al colaborar con bandas musicales como Café Tacvba.
Rosalía Lara
03 febrero 2014 20:33 Última actualización 04 febrero 2014 5:0
Panam (Rosalía Lara)

(Rosalía Lara)

La apertura de las fronteras al calzado de transnacionales le restó mercado a Panam, pero la empresa supo sacarle ventaja a un grupo de clientes ‘rebeldes’ y hoy tiene el 20 por ciento del mercado mexicano de calzado deportivo.

Actualmente, la empresa mexicana compite con los gigantes internacionales del sector como Converse, Vans y Adidas.

La compañía fabrica anualmente 4.5 millones de pares, casi la misma cantidad que comercializa, con lo que sus ingresos al año ascienden a aproximadamente mil 110 millones de pesos, informó Eduardo López, director de marketing de la empresa.

Del 2000 a la fecha, los ingresos de la productora de tenis han registrado tasas de crecimiento de doble dígito, debido a una nueva tendencia de los consumidores que buscaban la ‘antimarca’; es decir, personas que no se sentían atraídos hacia las grandes corporaciones, comentó López.

La estrategia de la compañía tuvo un viraje, comenzaron a colaborar con bandas musicales mexicanas como Café Tacvba, Molotov y Ángeles Azules; así como el desarrollo de actividades de carácter urbano y el uso más intensivo de las redes sociales, como medio de publicidad, lo que ayudó a impulsar sus ventas.

“De ser una marca que antes estaba muy orientada hacia un segmento más pequeño, hoy decidimos escuchar a nuestros consumidores”, indicó López.

La compañía se identifica por tener productos económicos, ser empresa familiar y 100 por ciento mexicana, como parte de su estrategia también ha diversificado sus productos, haciendo tenis especiales para mujer o pintados y bordados a mano.

La mexicana se fundó en 1962 y tenía su nicho de mercado en el calzado que se usaba principalmente en las escuelas de educación básica.

Entre mediados de los setenta y principios de los noventa, en todas escuelas donde se impartía educación física como materia era adoptado el tenis Panam dentro del uniforme escolar, recordó López.

A partir de la década de los noventa, con la apertura de las fronteras al calzado de marcas transnacionales, la importación de tenis registró un crecimiento promedio anual de 30 por ciento, restándole participación a Panam.

Pese a la nueva competencia, la empresa nunca dejó de producir.
“Hoy por hoy saldamos y sobrevivimos ante esas batallas”, comentó el directivo.