Empresas

Tras crisis financiera, Maioris reactiva torre

Con una inversión estimada en 45 millones de dólares, el proyecto de Puerto Cancún retoma la comercialización de sus departamentos al lograr una negociación para refinanciar un crédito hipotecario.
Norma Anaya / corresponsal
23 marzo 2014 16:19 Última actualización 24 marzo 2014 19:51
Maioris Tower

Maioris Cancún empezó a construirse a finales del 2005. (Cortesía)

CANCÚN.-Tras lograr el refinanciamiento del crédito hipotecario que le otorgó la española Bancaja, ahora Bankia, Maioris Tower, con departamentos residenciales-turísticos dentro de Cancún y una inversión estimada en 45 millones de dólares, retoma la comercialización.

El proyecto cuenta con 92 unidades de lujo, gimnasio, spa, dos canchas de paddle tenis, entre otras amenidades.

Tras la crisis inmobiliaria de Estados Unidos y la de España, en 2011 el consorcio Maioris frenó el proyecto.

La situación del consorcio español Maioris propició que en 2011 se frenaran tres proyectos, para los que Xavier Cabotá Sáinz, presidente del consorcio, estimó en su momento una inversión global cifrada en 250 millones de dólares.

Eduardo Jones Gurriarán, apoderado legal de la operadora Newco Services y Lourdes Quezada, representante legal y gerente de la desarrolladora Maioris Cancún recordaron que la torre empezó a construirse a finales del 2005 y se terminó gracias al crédito hipotecario.

Reiteraron que la crisis bancaria en España detuvo el proceso de escrituración cuando se reportaba el 70 por ciento de los departamentos vendidos, lo que impidió que se concretaran nuevas ventas.

Luego de cuatro meses de negociaciones con Bankia, los accionistas lograron en febrero pasado el refinanciamiento del crédito, con lo que se liberó el proceso de escrituración para retomar las ventas, y ahora cuentan con un plazo de cuatro años para liquidar el préstamo, añadieron.

Eduardo Jones Gurriarán consideró que dadas las proyecciones y el crecimiento del sector inmobiliario podrían en dos años alcanzar el 100 por ciento de las ventas.

La representante legal apuntó que el refinanciamiento del crédito hipotecario empezó de cero y se enfrentaron a nuevos requisitos, ya que la entidad bancaria fue intervenida por el estado español y recibió fondos europeos para su capitalización, lo que agravó los presupuestos para la reestructuración del préstamo de la empresa.

Jones Gurriarán reiteró que cumplen con todos los requisitos legales y financieros para continuar con sus actividades en México.