Empresas

Rassini refinancia deuda para facilitar inversiones

La compañía de autopartes realizó un pago de deuda existente a través de un nuevo financiamiento de 120 millones de dólares, otorgado por diversas instituciones bancarias
Redacción
02 diciembre 2014 14:22 Última actualización 02 diciembre 2014 19:14
[Nemak desarrolla actividades en el sector de autopartes de aluminio para motor, cuenta con 34 plantas en 14 países. / Bloomberg]

[La venta de autopartes crecerá 6 por ciento este año, respecto a 2012. / Bloomberg / Archivo]

La empresa fabricante de frenos y suspensiones Rassini refinanció su deuda para mantener estable su capacidad operativa y poder invertir en nuevas operaciones, dijo Eugenio Madero, director general de la compañía en Norteamérica.

En un comunicado enviado a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), la empresa informó que realizó un pago de deuda existente a través de un nuevo financiamiento de 120 millones de dólares, otorgado por diversas instituciones bancarias. La transacción es parte de la iniciativa de Rassini para capitalizar la mejora en los resultados financieros acelerando el pago de la deuda y reducir su costo financiero.

El crédito sindicado fue contratado por la División Suspensiones Norteamérica a un plazo de cinco años y a una tasa de interés equivalente a LIBOR de tres meses más un spread variable de entre 250 y 350 puntos base en función al nivel de endeudamiento.

Esto representa para la emisora menos de 50 por ciento del costo de la deuda que remplaza, además de contar con amortizaciones más estables durante la vida del crédito.

“Durante todo el 2014, nuestro impresionante desempeño operativo ha dado un fuerte crecimiento en todos los niveles del negocio. Hemos capitalizado estos resultados para fortalecer nuestra posición financiera y acelerar los pagos de deuda, y este nuevo financiamiento es otro paso dentro de nuestra estrategia”, dijo Madero.

Al ser sustitución de deuda, el indicador de apalancamiento se mantiene en el nivel actual, mientras que la cobertura de intereses mejora por la reducción en el costo financiero.

La nueva estructura de deuda del grupo queda concentrada en las empresas operativas y aporta mayor flexibilidad para invertir en el crecimiento futuro, al tiempo que elimina restricciones que impedían el pago de dividendos a los accionistas.