Empresas

Firmas de autopartes ganan con la decisión de Ford

El presidente de la Industria Nacional de Autopartes dijo que hay compañías del sector dispuestas a instalarse en México por el bajo costo de mano de obra y con la mira de exportar su manufactura a Estados Unidos.
Axel Sánchez
04 enero 2017 14:54 Última actualización 05 enero 2017 4:55
La empresa Rassini, fabricante de autopartes, aumentará su personal en su planta de Michigan. (Cortesía)

La empresa Rassini, fabricante de autopartes, aumentará su personal en su planta de Michigan. (Cortesía)

La decisión que tomó Ford de cancelar la construcción de su planta en San Luís Potosí y mejor expandir su armado de autos en Michigan, Estados Unidos, representa una oportunidad de negocio para la industria nacional de autopartes.

En entrevista con El Financiero, Oscar Albín, presidente de la Industria Nacional de Autopartes (INA), organismo que aglutina a las principales empresas fabricantes de piezas de vehículos, dijo que hay compañías del sector dispuestas a instalarse en México por el bajo costo de mano de obra y con la mira de exportar su manufactura a Estados Unidos.

“En la industria de autopartes, 70 por ciento de su manufactura es destinada a las fábricas ubicadas en Estados Unidos, por lo cual nosotros no lo vemos (la cancelación de la planta) como un tema país, sino como un tema de la región de América del Norte, como una oportunidad”, explicó.

Indicó que con la suspensión de la fábrica de Ford en México ninguna empresa de autopartes perdió dinero, ya que el proyecto de la automotriz aún no contaba con ningún acuerdo de compra con los proveedores.

Aunque la producción que se iba a tener en San Luis Potosí se mueva a la planta que tiene Ford en Estados Unidos, el ejecutivo consideró que las empresas de autopartes en México elaborarán componentes para esa fábrica, y que el armado del Focus en el país también permitirá expandir su volumen de ventas.

“Tal vez no en el mismo nivel que se esperaba (el incremento en producción de autopartes), porque hay piezas de alto costo logístico que se hacen cerca de la planta, pero hay componentes cuyo destino son los vehículos norteamericanos, no importa donde esté la fábrica, incluidos los arneses, fundas, mecanismos de asientos, bolsas de aire, cinturones de seguridad. Estamos vinculados con Norteamérica, no todo es pérdida para nosotros”, aseguró.

Un ejemplo es la empresa de autopartes Rassini, la cual aumentará su fuerza laboral en 10 por ciento y con ello su productividad al impulsarse una nueva inversión de Ford en Estados Unidos a cambio de cancelar planes de expansión en México, pues cuenta con un acuerdo para proveer disco de freno al Mustang que se hace en Michigan.

Sobre el riesgo que representa para el TLCAN el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, el ejecutivo dijo que mostrarán las ventajas de sostener el acuerdo comercial.

empresas