Rascacielos en NY quieren 'seducir' a Amazon para conseguir su segunda sede
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Rascacielos en NY quieren 'seducir' a Amazon para conseguir su segunda sede

COMPARTIR

···

Rascacielos en NY quieren 'seducir' a Amazon para conseguir su segunda sede

Agencias de bienes raíces en 'la Gran Manzana' buscan conseguir las nuevas instalaciones de la empresa de Jeff Bezos, para lo que ofrecen este tipo de edificios.

Bloomberg Por Oshrat Carmiel
07/11/2018
Actualización 07/11/2018 - 9:00
Rascacielos en Nueva York
Al registrarte estas aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El equipo de ventas de Modern Space, una agencia de bienes raíces en Queens, Nueva York, se reunió el martes por la mañana para discutir cómo configurar y calcular el precio de los áticos situados en la cima del edificio de apartamentos más alto del municipio, Skyline Tower, en Long Island City.

¿La razón? Amazon estaba cerca de llegara un acuerdo para ubicar un nuevo centro de oficinas en el vecindario.

"Estábamos pensando en crear un apartamento de piso completo realmente agradable para Jeff (Bezos)", explicó Eric Benaim, presidente de la inmobiliaria, refiriéndose al máximo responsable de Amazon y quien es la persona más rica del mundo. "Tendríamos un Alexa incorporado", agregó.

De acuerdo con personas al tanto de las negociaciones, Long Island City, un área de rápido crecimiento separada de Manhattan por el río East, es uno de los lugares que podría albergar a hasta 50 mil empleados de Amazon, cuya fuerza laboral está en constante expansión.

La noticia dejó a los agentes de bienes raíces locales atónitos ante esa posibilidad, e incluso los observadores más prudentes proyectan ahora una gama de escenarios optimistas para los mercados de venta y alquiler de Queens.

El barrio ha recibido una avalancha de nuevos edificios de apartamentos en los últimos años, lo que creó una sobreabundancia de torres vidriadas que han deprimido los alquileres e impulsado a los propietarios a ofrecer incentivos para atraer inquilinos.

El mercado de ventas anduvo mejor, con un aumento considerable de los precios a medida que los compradores buscan el área como una opción asequible a corta distancia de Manhattan.

En Queens, los precios de arrendamiento alcanzan niveles récord

Los precios de venta en Queens han batido récords por seis trimestres consecutivos, y el promedio alcanzó los 635 dólares en los tres meses transcurridos hasta el fin de septiembre, detallaron la firma tasadora Miller Samuel y la inmobiliaria Douglas Elliman Real Estate.

En los últimos cinco años, la mediana de precios de las viviendas aumentó 45 por ciento, según el sitio web de listados StreetEasy.

Decenas de miles de nuevos trabajadores en Long Island City probablemente sigan impulsando los precios de venta e incluso podrían iniciar una ola de especulaciones con las viviendas, afirmó Grant Long, economista de StreetEasy.

Las áreas adyacentes al vecindario, como Sunnyside, Astoria y Greenpoint, en Brooklyn, también podrían registrar un aumento de la demanda y los precios.

"Para el que esté vendiendo un apartamento en este momento, esto es como el maná de Dios", aseveró Justin Elghanayan, presidente de Rockrose Development. También es una bendición para un promotor inmobiliario como Rockrose, que posee o está construyendo casi 3 mil unidades para alquiler en Long Island.

Elghanayan describió un círculo virtuoso de beneficios: Amazon llevaría a miles de 'personas interesantes' al distrito, lo que, a su vez, atraería a minoristas más creativos y otras empresas de tecnología para ubicar oficinas allí. Todo esto aumentaría el atractivo de alquilar en la zona.

El supermercado Whole Foods, propiedad de Amazon, ya aseguró la apertura de una sucursal en la zona, pero pueden esperarse más bares y restaurantes que se 'llevan bien' con el público las 24 horas del día, como los trabajadores de oficinas y vecinos.

Y hay un beneficio potencial a corto plazo para los propietarios de aquellas torres de cristal: podrían finalmente dejar de hacer concesiones y cobrar alquileres más altos, según Long.

"Un contrato de arrendamiento de dos años se ve mucho mejor este miércoles que el domingo pasado", dijo.