Empresas

Empresas quitan negocio al ‘ratón de los dientes’

Compañías como BioEDEN, Store-a-cell y Dentcell extraen, multiplican y preservan las células madres contenidas en dientes para dar tratamiento a enfermedades a futuro. El costo del procedimiento va de 11 mil a 30 mil pesos.
Ilse Santa Rita
15 abril 2014 19:39 Última actualización 16 abril 2014 5:0
Dentista. (Cuartoscuro/Archivo)

Salud

El ratón ha sido tradicionalmente el dueño legítimo de los dientes caídos, pero ya hay empresas en México que esperan quitarle el negocio y convertirse en el destino final de las piezas dentales.

En el país ya hay al menos tres empresas dedicadas a esta actividad.
Se trata de BioEDEN, Store-a-cell y Dentcell, que son bancos de células madre que cobran por extraer, multiplicar y preservar las células madre contenidas en los dientes con el fin de que la persona pueda utilizarlas en el futuro para el tratamiento de algunas enfermedades de alta incidencia entre la población como infartos.

"Una de las aplicaciones es el tratamiento o regeneración de tejido del corazón en caso de infarto, uno de los accidentes más frecuentes entre la población mexicana, pero también sirven para regenerar tejido muscular óseo, entre otros", ejemplificó Gerardo Alcantar, director Comercial de BioEDEN.

El costo de este procedimiento va desde 11 mil a 30 mil pesos, según el tiempo que se quiera preservar las células.

Store a Cell cobra 848 dólares (aproximadamente 10 mil pesos) por el primer año de preservación y cada año extra que la persona quiera renovar cuesta 100 dólares”, dijo Aldo Mizrahi, director general de Store a Cell, una empresa mexicana nacida en 2010.

Del 2009 a la fecha, BioEDEN ha logrado captar a alrededor de 5 mil muestras de distintos pacientes y planea sumar mil 500 nuevos clientes al cierre de 2014, lo que representaría un aumento de 30 por ciento. Por su parte, Store a cell, nacida en el 2010, ya cuenta con 500 y planea sumar otros 500 al cierre del año.

Sin embargo, la falta de una regulación específica por parte de la autoridad sanitaria en México podría limitar su crecimiento.

Debido a que en México no hay regulación específica, el resguardo de las células lo tenemos en Estados Unidos”, dijo el directivo de BioEDEN.

Este procedimiento puede hacerse con los dientes de leche de los niños o bien con la muelas del juicio en caso de los adultos ya que, en muchos casos, también son dientes sanos. Uno de los requisitos es que la pieza dental no haya tenido caries.