Empresas

¿Quieres tu propia isla? Pues cómprala

01 febrero 2014 2:39 Última actualización 10 enero 2014 5:2

 [Algunos las utilizan para desarrollar complejos turísticos / Bloomberg] 


 
Darinka Rodríguez
 
 
Desde 19 mil hasta 600 millones de dólares es el monto que usted tendría que desembolsar si desea adquirir una oasis privado en medio del mar, ya sea para proyectar prestigio o, en algunos casos, desarrollar nuevas oportunidades de negocio.
 
 
Empresarios y millonarios han gastado grandes cantidades por comprar una isla en medio del mar en varios lugares del mundo, que van desde el Caribe hasta el Mar Mediterráneo. Una de las empresas que oferta paraísos en internet es Private Islands Inc. con sede en Toronto, Canadá.
 
 
Chris Krollow, CEO de esta compañía compartió con EL FINANCIERO que su isla más barata se encuentra en el estado de Maryland, Estados Unidos, con un precio de 30 mil dólares, mientras que la más cara se oferta en dos mil 500 millones de dólares en Grecia. “La mayoría de las personas realiza una inversión y desean tener retornos al construir un hotel o un complejo turístico”, indicó.
 
 
Sin embargo, si usted quiere tener un segundo hogar en medio del mar y un jardín acuático a las afueras de su casa, también es posible, aunque con un gasto menor. “Las personas que quieren tener una casa en la playano gastan más de cinco millones”, afirmó Krollow, quien fundó su compañía hace quince años y pasó de comercializar 15 islotes en Canadá a más de 600 alrededor del mundo.
 
 
 
También en México
 
 
Si usted desea adquirir una isla en tierras mexicanas, puede que su proyecto naufrague. La última reforma a la Ley de Bienes Nacionales y el artículo 48 de la Constitución señalan que las islas que se encuentren en territorio nacional dependen completamente del gobierno de la federación, por lo que sólo mediante su intervención se puede ejercer algún tipo de negocio o construcción.
 
 
Vladi Private Island ofrece a la venta la isla de Altamura en la costa de Sinaloa por un monto de 25 millones de dólares. Según el departamento de comunicación de esta empresa con sede en Alemania, existen varios interesados en adquirirla.
 
No obstante, usted puede ser el poseedor de una isla en lugares como Panamá, o si prefiere más cerca, en Belice, donde van de los 80 mil a los 10 millones de dólares.
 
 
“Hemos tenido clientes mexicanos muy interesados en adquirir islas en el mundo, aunque aún no hemos concretado una venta” afirmó Krollow, y según el empresario, espera que en 2014 con el repunte de la economía puedan vender entre 20 y 25 islas en todo el mundo.
 
 
 
Famosos y empresarios, los elegidos
 
 
Debido a los altos precios de las islas, sólo ciertos perfiles de empresarios adinerados y famosos acaudalados pueden comprar su propio paraíso privado. Tal es el caso de Richard Branson, fundador de Virgin Records, quien adquirió la isla Necker de las Vírgenes Británicas en 180 mil dólares.
 
En la lista está el cofundador de Microsoft, Paul Allen, quien compró la Isla Allan en el estado norteamericano de Washington, en 13.5 millones de dólares.
 
 
Actores como Johnny Depp, Leonardo Dicaprio y Mel Gibson también cuentan con sus propios terrenos insulares por precios de 1.7 millones hasta los 15 millones de dólares.
 
 
En Latinoamérica existen algunos afortunados de contar con su isla privada, tal es el caso de la cantante colombiana Shakira, quien tiene su isla en forma de corazón llamada isla de Petra, ubicada en Nueva York, y adquirida por 20 millones de dólares. Además, la intérprete es dueña de la isla Bonds Cay, en las Bahamas, y por la que tuvo que desembolsar 16 millones de dólares.
 
 
En México, Roberto Hernández, consejero de Banamex, posee Punta Pájaros en Quintana Roo.