Empresas

5 empresas que te hacen vivir como 'rey'… aunque sea rentado

Rentar vestidos para novia o muebles para tu casa ya es posible. Estas aplicaciones tienen como objetivo seguir explotando el sector de la economía compartida, que parece tener cada vez más relevancia en la sociedad actual.
Ángel Alcántara
21 agosto 2017 23:12 Última actualización 22 agosto 2017 4:55
Reyes

Reyes

Norma González se casa en octubre y dejó para última hora la compra del vestido. Los modelos que le gustan van de los 17 a los 80 mil pesos. A sólo dos meses de su boda ya considera la opción de renta, al enterarse que puede lucir un vestido de diseñador por entre 10 y hasta 30 por ciento del valor original del modelo.

Firmas como Luggary, Conspiración Moda, Gala’s Vestido, Local Trendy y Carrot, que operan bajo el modelo de share economy o economía colaborativa, encontraron una oportunidad de negocio en la renta de artículos especiales que permiten a los clientes lucir como ricos… pero rentado.

“Se trata de compartir activos que generalmente son caros y que tienen una gran cantidad de tiempo guardados o en desuso, haciéndolos aptos para que el dueño los pueda rentar y hacer que esa inversión sea redituable. La tecnología es factor clave para su crecimiento, ya que en una plataforma se concentran las habilidades necesarias para que la renta sea eficiente, organizada y ordenada”, explicó Gerardo Obregón, fundador y CEO de Prestadero, una plataforma digital de préstamo de dinero persona a persona.

PARA NOVIAS
El elevado precio de los vestidos de novia y el hecho de que sólo se usen una vez fue el pretexto que encontró Gala’s Vestido para rentar estos atuendos por entre mil 500 y 6 mil pesos, con marcas como Bride & Formal, Pichelina, Pronovias y N&N.

Erika Rojas, fundadora de Gala’s Vestido, comentó que en la actualidad las mujeres piensan dos veces antes de desembolsar dinero en la compra de un vestido que sólo usarán una noche, pues saben que vienen otros gastos.

La renta por dos semanas incluye el ajuste de los vestidos a la medida, la entrega y devolución del mismo a domicilio. La empresa realiza cerca de 10 servicios al mes.

PARA VIAJES
Luggary
es una startup mexicana que renta maletas de viaje por internet a precios que van desde los 20.70 hasta 140.22 pesos diarios, dependiendo de la marca.

Con este servicio, el usuario desembolsa hasta 90 por ciento menos respecto a si comprara el artículo, pues su precio va de los 2 mil a los 15 mil pesos.

“La idea nació por la nueva forma de vida de los mexicanos, en donde los departamentos y casas cuentan con espacios más reducidos y es difícil guardarlos y las personas que viajan poco las utilizan una o dos veces al año”, explicó Carlos Micha, CEO de Luggary.

La startup opera en la CDMX, y ofrece el servicio de entrega y devolución de maletas a domicilio. Renta cerca de 20 maletas al mes.

PARA FIESTA
Conspiración Moda
es una plataforma electrónica para rentar vestidos de diseñador como Monique Lhuillier, David Meister y Badgley Mischka, que generalmente tienen un precio de entre 8 mil y 15 mil pesos.

La firma ofrece los modelos vía renta, con precios de 800 a mil 800 pesos por noche, con lo que el usuario deja de gastar hasta 90 por ciento respecto a si comprara el atuendo.

“Quienes rentan con nosotros son mujeres que buscan verse lo mejor posible en sus eventos sociales, luciendo vestidos de alta calidad, pero sin gastar grandes cantidades, y prefieren invertir en cosas que aportan a su vida y no coleccionar vestidos de noche en su clóset”, dijo Michelle Gutiérrez, CEO de Conspiración Moda.

La plataforma entrega el vestido vía paquetería y tiene más de mil pedidos al mes.

PARA LA CASA
Local Trendy
se inició en la renta de mobiliario para eventos; sin embargo, Ziara Zepeda, directora creativa de la firma, incursionó en el arrendamiento de muebles para hogares.

“Veo una posibilidad en ese negocio ya que los millennials son quienes menos quieren invertir en activos que se convierten pasivos, además de la tendencia del cambio rápido en gustos por el estilo”, expresó Zepeda.

Los precios de arrendamiento van desde los 100 pesos a la semana por mueble, dependiendo el tamaño.

La empresa atiende 90 servicios al mes en la CDMX y Área Metropolitana.

Y PARA EL COCHE
Otra firma beneficiada por la economía colaborativa es Carrot, que renta su flotilla de autos en la CDMX y proximamente también ofrecerá en su plataforma la posibilidad de que los usuarios aprovechen sus vehículos para el mismo fin.

“Nuestra plataforma CarrotShare será el Airbnb de los coches, en donde cualquiera que tenga un carro, ya sea un particular o una empresa, pueda subirlo a nuestra plataforma y así tener una oferta mayor de unidades no sólo en la CDMX sino en todo el país”, comentó Jimena Pardo, directora y cofundadora de Carrot.

Con este modelo, Carrot se quedará con cerca del 20 por ciento de las ganancias obtenidas por la renta de la unidad y el resto será para el propietario del coche.

“Tenemos previsto que para el cierre del año CarrotShare representará el 20 por ciento de nuestros ingresos, y en términos de unidades queremos contar con los 100 primeros coches de terceros en los siguientes 60 días después de su lanzamiento”, dijo Pardo.

Para ver el gráfico completo, da clic en la imagen. 

: