¿Qué es y cómo funciona la movilidad hipotecaria de los bancos?
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿Qué es y cómo funciona la movilidad hipotecaria de los bancos?

COMPARTIR

···

¿Qué es y cómo funciona la movilidad hipotecaria de los bancos?

Especialistas explican a detalle las opciones que existen para hacer una transferencia hipotecaria, en las que en algunas se pueden correr riesgos.

Redacción
07/05/2018
Al registrarte estas aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Este lunes el Infonavit expondrá la forma en que operará su programa de movilidad hipotecaria “Cambiavit”, el cual permitirá a sus derechohabientes traspasar créditos en caso de irse a vivir o trabajar a otra ciudad, al crear una especie de bolsa hipotecaria integrada por vivienda que dejen los afiliados al Instituto.

En los bancos actualmente existen diferentes modelos de traspasos hipotecarios que posibilitan finiquitar un crédito, aunque no cuentan con la modalidad que desarrolló el Infonavit para mudar un préstamo no finiquitado a otro estado del país.

Jorge Valle, director comercial de SOC Asesores Hipotecarios, explicó que hoy un deudor hipotecario puede mover su crédito en varias formas con los bancos que dan préstamos para la vivienda.

La primera opción y más usada es transferir de un banco a otro el crédito, a fin de obtener mejores condiciones de pago, con tasas de interés más bajas y plazos más cortos.

“En la portabilidad puedo cambiar de banco. Yo decido qué institución maneja mi hipoteca”, dijo Miguel Escalona, director de cobertura familiar de Coldwell Banker.

La segunda alternativa implica la sustitución del deudor, con lo que el titular del crédito hipotecario traspasa los derechos y obligaciones del bien a una tercera persona que desee liquidar y adquirir la propiedad.

Como tercera opción, está elevar la línea de crédito de la hipoteca, siempre y cuando el porcentaje que se busque subir pueda ser sostenido por el deudor. Aunque legalmente se cuenta con estas opciones, hay otras prácticas de traspaso que son informales, dijo Valle.

Éstas suelen celebrarse con un contrato entre privados, en el cual se transfiere la propiedad y la deuda ante un notario o sin él.

Sin embargo, ante las instituciones financiadoras el vendedor continúa como deudor de la hipoteca y se trata de un acuerdo en realidad no válido, porque se contrapone con el contrato original de la hipoteca.

Al respecto, Valle advirtió que este tipo de proceso es riesgoso, tanto para el vendedor como para el comprador.