Empresas

¿Qué es el concurso mercantil y por qué lo pidió ICA?

La constructora, que para marzo tenía una deuda que ascendía a 65 mil 151 mdp, presentó formalmente la solicitud para entrar al concurso mercantil, con el que podrá negociar con sus acreedores el pago de deudas incumplidas mediante conciliación o quiebra.
Francisco Hernández
28 agosto 2017 17:51 Última actualización 28 agosto 2017 18:7
ICA

La solicitud de concurso mercantil con un acuerdo previo, puede ayudar a ICA para acelerar los procesos de conciliación: expertos. (Foto: cortesía).

El pasado viernes, la constructora ICA presentó ante las autoridades su solicitud de concurso mercantil, lo que puso fin a especulaciones de casi dos años en los que se barajó la posibilidad de que la compañía llegara a esa instancia.

La solicitud incluía un plan de reestructura previo, en el que la empresa acordó ya un plan precalificado por la mayoría de sus acreedores para pagar una parte de su deuda en un periodo determinado, a fin de preservar las actividades de la compañía.

Los concursos mercantiles son un recurso que tienen las empresas para negociar con sus acreedores el pago de deudas incumplidas, en el que se puede llegar a cualquiera de dos estados: la conciliación o la quiebra.

“La finalidad de la conciliación es lograr la conservación de la empresa del comerciante mediante el convenio que suscriba con sus acreedores reconocidos. La finalidad de la quiebra es la venta de la empresa del Comerciante, de sus unidades productivas o de los bienes que la integran para el pago a los Acreedores Reconocidos”, detalla la ley de concursos mercantiles mexicana.

De acuerdo con expertos, el hecho de que ICA haya presentado su solicitud de concurso mercantil con un acuerdo previo, puede ayudar a la empresa a acelerar los procesos de conciliación con acreedores.

“ICA ha hecho trabajo de conciliación con sus acreedores previo a acudir al concurso mercantil, lo cual revela un escenario optimista para resolver sus problemas financieros”, dijo María Esther Sandoval, directora del Instituto Federal de Especialistas de Concursos Mercantiles (IFECOM).

En este tipo de concursos con preacuerdo, se pueden encontrar casos como el de Comercial Mexicana, que una vez que acordó con sus acreedores cómo se les pagaría, tardó en salir apenas 3 meses del concurso mercantil, o Geo que lo logró en menos de un año.

En contraste, un proceso normal puede tomar, en promedio, 3 años; pues es necesario un proceso previo de demandas y visitadurías a fin de iniciar los trámites del proceso.

Daniel Ibarra, especialista en concursos mercantiles, explicó que una vez que un juez declare a ICA en concurso mercantil (en un plazo de una semana), el IFECOM le asignará un conciliador para el proceso de reconocimiento de créditos, que dura un periodo de 180 días con posible prórroga de 180 más, si se llega a un acuerdo el juez dicta la el final del proceso concursal.