Qualcomm 'deja por la paz' competencia por procesadores
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Qualcomm 'deja por la paz' competencia por procesadores

COMPARTIR

···

Qualcomm 'deja por la paz' competencia por procesadores

El líder de chips para celulares evalúa cerrar la división que se especializa en la fabricación de esos componentes, un mercado que Intel controla casi al 99%.

Bloomberg Por Ian King
08/05/2018

Qualcomm, el mayor fabricante de chips para celulares, se prepara para renunciar a su campaña para desarrollar procesadores para servidores de centros de datos, una iniciativa que apuntaba a desafiar el control de Intel en ese lucrativo mercado, dijo una persona al tanto de los planes de la compañía.

La empresa con sede en San Diego está evaluando si cierra la unidad o busca un nuevo propietario a la división, que estaba trabajando en la forma de poner tecnología de ARM en el mercado para los chips que están en el corazón de los servidores,explicó la fuente.

ARM es uno de los pocos rivales de Intel en el desarrollo de diseños de semiconductores, y su arquitectura se usa principalmente en productos con menos consumo de energía, como los smartphones.

Qualcomm es el mayor respaldo para encontrar un rol a los diseños de ARM en el nivel más alto del mercado informático, donde los chips individuales se venden por muchos miles de dólares.

Los fabricantes de chips han intentado durante años suministrar a los dueños de grandes centros de datos –como Google, la unidad de Alphabet, y Amazon Web Services, de Amazon– procesadores para que los manejen, tratando de penetrar en un negocio que domina Intel, con casi el 99 por ciento de participación de mercado.

Un vocero de Qualcomm declinó comentar sobre el asunto. En el informe de ganancias de la compañía de abril, Steve Mollenkopf, máximo ejecutivo, mencionó a analistas que la empresa se está concentrando en reducir gastos en sus áreas de productos no centrales.

Los servidores, que procesan datos en redes corporativas y actúan como la columna vertebral de internet, son un mercado mucho más pequeño que los teléfonos y las computadoras personales si se miden por envíos. Pero el precio que los fabricantes de chips cobran por las piezas de alto rendimiento necesarias para ejecutarlos vuelve atractivo este mercado.

El año pasado, Qualcomm comenzó a vender un chip para servidores, el Centriq 2400, basado en tecnología de ARM. En ese momento, la compañía declaró que los chips, que fueron fabricados por Samsung Electronics, ofrecían mejores resultados que un procesador Intel Xeon Platinum 8180, sobre la base de la eficiencia energética y el costo.

En la presentación pública de la línea de chips para servidores en noviembre, clientes potenciales como Microsoft subieron al escenario para expresar su interés en la oferta. Desde entonces, Qualcomm ha guardado silencio sobre su progreso.

Si bien abandonar la iniciativa ahorraría a Qualcomm el gasto de diseñar algunos de los chips más caros que produce la industria de los semiconductores, también sería un retroceso con respecto al objetivo de la compañía de depender menos del mercado de repuestos para celulares, que se está desacelerando.

En enero, la gerencia de Qualcomm prometió a los inversores una reducción de mil millones de dólares en costos anuales para mejorar la rentabilidad como parte de un esfuerzo para rechazar una oferta hostil de Broadcom.

La empresa californiana pudo evitar la compra porque el gobierno de Estados Unidos decidió, en marzo, que el acuerdo representaba un riesgo para la seguridad.

Los inversores de Qualcomm se habían mostrado dispuestos a apoyar el posible esfuerzo de adquisición.

Al registrarte estas aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.