Empresas

Puerto Rico quiere ser la 'nueva casa' de Amazon 

Pese a que aún no se recupera del todo del apagón que sufrió tras el impacto del huracán 'María', la isla se está preparando para ofrecer al gigante del e-commerce su propia fuente de energía si la compañía decide quedarse en ese país. 
Bloomberg
23 octubre 2017 17:24 Última actualización 23 octubre 2017 17:24
Puerto Rico entra a la competencia, junto con otras ciudades de EU, apra ser la nueva sede de Amazon. (Bloomberg)

Puerto Rico entra a la competencia, junto con otras ciudades de EU, para ser la nueva sede de Amazon. (Bloomberg)

El principal funcionario de desarrollo económico de Puerto Rico dijo que el gobierno de la isla se está preparando para ofrecerle a Amazon Inc. su propia red de energía, lo que le permitiría a la compañía saltarse la atribulada empresa pública de electricidad local, si decide abrir su segunda sede allí.

En una entrevista telefónica este domingo, el secretario del Departamento de Desarrollo Económico y Comercio, Manuel Laboy, dijo que esa era una de las razones por las que el gobierno decidió ofrecer la antigua Estación Naval Roosevelt Roads en el municipio oriental de Ceiba como la ubicación de la futura oficina, denominada HQ2.

Según Laboy, la base está conectada a su propia fuente de energía, separada de la Autoridad de Energía Eléctrica de Puerto Rico, y había planes para ampliar la capacidad. Eso podría incluir generación solar y a baterías, dijo.

La débil infraestructura de la isla fue expuesta por el huracán 'María' y el posterior apagón energético, planteando preguntas para una importante empresa estadounidense como Amazon, que planea crear 50 mil empleos. La promesa de atraer a Amazon ha creado un frenesí de propuestas de otras ciudades alrededor de Estados Unidos, lo que reduce las probabilidades de éxito para el Estado Libre Asociado.

Desde Ponce, Puerto Rico, Laboy aceptó que la isla lleva las de perder, pero agregó: "Creo que la propuesta que hemos armado merece la pena revisarse".

Amazon también se beneficiaría de tasas impositivas especiales bajo los programas existentes conocidos como Ley 20 y Ley 73, dijo.

"Realmente creo que será muy difícil para cualquier otra jurisdicción competir en ese sentido", dijo Laboy.

La economía de Puerto Rico se ha estado contrayendo por casi una década, incluso antes del huracán hace un mes. La sede de Amazon, que se construirá a un costo de más de 5 mil millones de dólares, sería el tipo de impulso que la isla necesita para revivir su situación económica y fiscal, por muy remota que sea.