Empresas

Proponen que
concesionarios puedan rentar espectro ocioso

La iniciativa de Ley Secundaria en telcos del Ejecutivo abriría el mercado secundario. El arrendamiento podría ser total o parcial, ya sea de canales o frecuencias, lo que permitiría a otros operadores aprovechar el espectro. 
Ramiro Alonso
24 marzo 2014 19:44 Última actualización 25 marzo 2014 5:0
[América Móvil y AT&T intentaron sin éxito comprar una participación en Telecom Italia/Bloomberg] 

[Dijo que podría inyectar 3,000 mde en Telecom Italia para tener una participación / Bloomberg]

El gobierno federal propuso en la iniciativa de Ley Secundaria de Telecomunicaciones incluir la figura del arrendamiento de espectro radioeléctrico, de manera total o parcial, ya sea de canales, frecuencias o bandas de frecuencias, como se hace en otros países.

Esto, con la intención de que otros operadores aprovechen el espectro ocioso de los concesionarios para ofrecer servicios de telecomunicaciones.

Ayer al mediodía y después de más de tres meses de retraso, el Ejecutivo Federal envió su propuesta de legislación secundaria al Senado de la República.

En conferencia de prensa, Gerardo Ruiz Esparza, titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), exhortó al Legislativo a deliberar cuanto antes al respecto. El periodo de sesiones ordinario concluye el próximo 30 de abril.

De acuerdo con el documento, el mercado secundario del espectro radioeléctrico otorga la mayor flexibilidad para que los interesados determinen la cantidad o modalidad de espectro radioeléctrico que desean, ya sea para que un nuevo concesionario incursione en el mercado o para que los existentes satisfagan sus necesidades de espectro y fortalezcan sus servicios.

Salomón Padilla, vicepresidente de la Asociación de Telecomunicaciones Independiente de México (ATIM), comentó que la posibilidad de comercializar el espectro radioeléctrico y convertir el mismo en un derecho negociable entre los operadores de telecomunicaciones ha generado un interesante debate.

“Esto en virtud de que el mercado secundario permite a las operadoras obtener frecuencias adicionales o incrementar el uso de las que tienen en función de las disponibilidades o características técnicas, a la vez que otorga flexibilidad a los tenedores de espectro para colocar en el mercado cualquier excedente de este recurso”, detalló Padilla.

El titular de la SCT comentó en rueda de prensa que la elaboración de la iniciativa se dio de manera plural y democrática, dado que se tomó en cuenta la opinión de diversos sectores.

“Busca en su esencia cumplir con la filosofía de la reforma constitucional, la cual pretende asegurar la cobertura para todos los mexicanos, buenos precios en el servicio, así como la calidad de los mismos”, expresó en rueda de prensa.

Esta iniciativa regula ocho artículos de la constitución. Contiene 312 artículos, 46 capítulos, 16 títulos y 22 disposiciones transitorias y suple a la actual Ley de Telecomunicaciones y a la de Radio y Tv, dijo.

El funcionario aseguró que la iniciativa de ley mantiene el apagón analógico en diciembre de 2015 y permite también que en tres años se elimine el cobro por Larga Distancia Nacional (LDN) en el país.

Por la mañana, Maria Elena Estavillo, comisionada del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), consideró necesarios que la nueva legislación permita contar al Instituto con facultades para sancionar a los operadores del ramo que incumplan con las disposiciones vigentes, o bien, que infrinjan alguna resolución del regulador.

“Esperaría vernos fortalecidos en el tema de sanciones, es muy importante que la autoridad tenga capacidad de supervisión y de sanción para asegurar que todas las obligaciones se cumplan”, dijo Estavillo en un evento aparte.

La nueva Ley propone un esquema de sanciones basados en porcentajes de ingresos de los infractores a fin de homologarlo con el esquema de sanciones establecido en la Ley Federal de Competencia Económica.

Por otro lado, el titular de la SCT dijo que el apagón analógico en el país se mantiene para el 31 de diciembre de 2015, tal como lo señala la reforma constitucional.