Empresas

Profeco inmoviliza 600 mangueras irregulares en gasolineras

10 febrero 2014 4:51 Última actualización 11 julio 2013 19:0

[Bloomberg] 


Notimex
 
 
El titular de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), Alfredo Castillo Cervantes, señaló que con tan sólo 57 operativos de verificación realizados a diversas gasolineras en su administración han detectado e inmovilizado 600 mangueras despachadoras de combustible.
 

Explicó que durante el año pasado la Profeco emitió alrededor de 9,315 órdenes para realizar operativos de verificación en las gasolineras del país, a través de las cuales se detectaron únicamente 2,850 mangueras con irregularidades.
 

En entrevista radiofónica con Joaquín López Dóriga, el funcionario dijo que ello significa que los operativos de antes "eran una simulación" o no se hacían de manera exhaustiva, "porque no puede ser que sólo con 57 operativos llevemos la cuarta parte de inmovilizaciones que se hicieron el año anterior".
 

La norma de verificación establece que se deben de tomar 36 muestras, ya que cada estación cuenta con cuatro mangueras, de las que se toman nueve muestras por cada velocidad a la que suministran el combustible, explicó
 

Mencionó que dicho proceso puede tomar de tres horas y media a cinco horas y media, por lo que actualmente tienen un menor número de órdenes de verificación en comparación con las que había anteriormente, cuando sólo se tomaba la muestra a una manguera y si cumplía con el estándar concluía la verificación.
 

Además, explicó que en la actualidad se hacen verificaciones de todas las bombas al mismo tiempo, lo cual impide que mientras se tomen las muestras de una estación, los dueños de las gasolineras puedan calibrar las otras dispensadoras mediante software especializado.
 

De igual forma, el titular de la Profeco señaló que el organismo busca que las multas sean mucho mayores, pues en ocasiones los dueños de estos lugares prefieren desactivar las bombas para impedir la verificación y pagar una multa de 25,000 pesos.
 

Refirió que dicho problema también ocurre con los gaseros, quienes se niegan a hacer la revisión y prefieren pagar una multa mínima, por lo que se trabaja para cambiar la regulación y que cuando ocurran situaciones como las mencionadas se les pueda retirar incluso su concesión.
 

Por otra parte, Alfredo Castillo dijo que tan sólo en este fin de semana cerraron 30 bares y "table dance" en el Distrito Federal y en el estado de México, algunos de ellos "intocables en otras circunstancias", en donde existe corrupción de menores, prostitución, lavado de dinero y posiblemente venta de drogas.
 

Dijo que esperan intervenir 600 de estos bares y establecimientos a nivel nacional en los próximos meses, con la finalidad de detectar posibles anomalías, y seguir con el trabajo en otros temas, como publicidad engañosa, en beneficio de los consumidores.