Empresas

Préstamos de mal desempeño son tóxicos para Famsa

Los préstamos de mal desempeño de la unidad bancaria de Famsa crecieron a 19 por ciento en febrero, además de que pasa por dificultades para afrontar la caída del peso. 
Bloomberg
22 abril 2015 10:41 Última actualización 22 abril 2015 10:41
Etiquetas
Famsa (Cortesía)

(Cortesía)

La tarea de convencer a los consumidores de que adquieran artículos caros como computadoras y motocicletas en sus tiendas se le está haciendo difícil a Grupo Famsa, en momentos en que la economía vacila.

Por otra parte, como empresa que financia alrededor del 80 por ciento de las compras que hacen sus clientes –que por lo general son de bajos ingresos-, también se le hace más difícil conseguir que sus deudores le paguen. Los préstamos de mal desempeño de la unidad bancaria de Famsa crecieron a 19 por ciento en febrero, casi seis veces el promedio del sector, según el ente regulador.

El incremento de los préstamos de mal desempeño se suma a los problemas de Famsa a los ojos de los inversores en bonos en tanto una caída del peso afecta el intento de la firma minorista por reducir el mayor apalancamiento entre las compañías mexicanas.

Famsa, que obtiene la mayor parte de sus ingresos en pesos, ha experimentado este año una caída de 1.7 por ciento de sus 250 millones de dólares pagarés, lo que lleva los rendimientos a un récord de 9.6 por ciento.

“Tratan de hacer la mayor parte de las ventas a través de su banco, de modo que es evidente que no hacen un buen trabajo en lo relativo a seleccionar a quiénes les dan préstamos”, dijo desde Nueva York Mariela Anguiano, una analista de BCP Securities.

El rendimiento adicional, o diferencial, de los bonos de Famsa tuvo el mayor aumento entre las compañías mexicanas desde que la empresa dio a conocer sus resultados. Famsa no contestó el martes los llamados en los cuales se le solicitaban declaraciones.

CRECEN LAS PÉRDIDAS

La compañía, que tiene sede en Monterrey, México, dijo el 26 de febrero que su ganancia anual cayó el año pasado un 40 por ciento, a 397 millones de pesos, equivalentes a unos 25.7 millones de dólares, debido ante todo al debilitamiento del peso.

La moneda ha declinado 12 por ciento en los últimos seis meses y llegó en marzo a un bajo nivel récord.

A los efectos de mitigar un incremento de su deuda con denominación en dólares como consecuencia de la caída del peso, Famsa dijo que utilizó un aumento de capital de mil 500 millones de pesos para pagar 700 millones de pesos de obligaciones en diciembre.

A 13.4 veces, Famsa sigue teniendo el ratio más alto de deuda neta en relación con ganancias antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización entre las compañías mexicanas que cotizan en bolsa del índice Bloomberg USD Emerging Markets Corporate Bond.

Si bien el ratio tuvo una leve declinación respecto de las 13.8 veces del tercer trimestre, se ha incrementado respecto de las 11.7 veces de igual período del año pasado y es de más del doble del ratio de la segunda firma minorista latinoamericana más apalancada, la chilena SACI Falabella.

Las ventas comparables de Famsa declinaron 2.1 por ciento el año pasado, la primera caída anual desde 2009, conforme el crecimiento vacilaba. Los analistas ya han reducido a 3 por ciento sus pronósticos de crecimiento de la economía mexicana, mientras que eran de 3.8 por ciento en octubre.