Empresas

Prepara Slim compra gigante en Europa

10 febrero 2014 5:6 Última actualización 12 agosto 2013 5:48

[Cuartoscuro] 


 
 
Adrián Arias
 
 
Carlos Slim se prepara a realizar la compra más grande en su historia empresarial.
 
 
América Movil, empresa que controla, lanzó una oferta para adquirir el 100% de la telefónica holandesa KPN, lo que implicaría un desembolso de 9, 569  millones de dólares, de acuerdo con especialistas.
 
 
Expertos opinan que esta adquisción sería la puerta de entrada para iniciar la expansión de Slim por Europa.
 
 
En este sentido, de concretarse la compra del 100% de las acciones de KPN por parte de América Móvil (Amóvil), esta operación será la mayor apuesta económica que haya hecho Carlos Slim dentro y fuera de México en el sector de las telecomunicaciones.
 
 
Estimados de analistas indican que adquirir el 70% restante de la firma holandesa costará unos 9,569 millones de dólares a la compañía del empresario mexicano, misma que deberá fondear con deuda, una estrategia que preocupa a los inversionistas y calificadoras.
 
 

En 2010, Slim compró, a través de Embratel, 143.8 millones acciones del operador de televisión por cable Net servicios de Brasil, por 2,000 millones e dólares. Dos años más tarde, América Móvil se hizo del 21% de Telekom Austria por 1,100 millones de dólares.
 
 
Fue el inicio de su expansión en Europa, donde Slim ve grandes oportunidades de negocio dentro del sector. Si Amóvil adquiere el 100% de KPN, los Países Bajos serán su puerta de entrada para iniciar la expansión en Europa, según José Otero, director de Signals Telecom.
 
 
“De forma inmediata, se puede esperar que América Móvil bloquee la transacción con Telefónica en Alemania para mantener su presencia en el mayor mercado del Viejo Continente”, agregó.
 
 
En su opinión, Slim también podría aumentar su participación de 21% en Telekom Austria para fortalecer su presencia en el mercado europeo. Así, tendría acceso a 11 mercados de este continente.
 

Preocupa endeudamiento
 

América Móvil necesitará endeudarse para financiar la compra de KPN. Monex estima que tendría que incrementar de 1.6 a 2.2 veces su razón deuda neta sobre el flujo operativo (EBITDA), lo cual pondría en riesgo las calificaciones crediticias de la empresa ante un mayor nivel de apalancamiento.