Precios de viviendas tienen su mayor alza en 2 años
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Precios de viviendas tienen su mayor alza en 2 años

COMPARTIR

···

Precios de viviendas tienen su mayor alza en 2 años

A nivel nacional, el precio promedio de la vivienda durante el segundo trimestre de 2018 se elevó casi 10 por ciento respecto al mismo periodo de 2017.

Pamela Ventura
04/10/2018
El encarecimiento de los materiales de construcción influyó en el alza del precio de la vivienda.

Gabriela Díaz lleva un año en busca de una vivienda en México, pero sus opciones son casi nulas porque el precio promedio de un ‘depa’ en el país es de 816 mil pesos y en la CDMX, donde pretende comprar se dispara hasta los 4 millones de pesos en promedio.

A nivel nacional, el precio promedio de la vivienda durante el segundo trimestre de 2018 se elevó casi 10 por ciento respecto al mismo periodo de 2017, según el Índice de la SHF.

Se trata del mayor incremento desde el segundo trimestre de 2016, cuando el precio promedio a nivel nacional se ubicó en 696 mil pesos y con un alza de 8.1 por ciento anual.

Expertos explicaron que el encarecimiento de este año se debe a la reconfiguración de la mezcla en la vivienda (de tradicional a residencial con mayores amenidades), al alza en el precio de los insumos de la construcción, el interés de los compradores por una vivienda de mayor calidad y el aumento en las líneas de créditos para la compra de hogares más caros.

“La vocación inmobiliaria de los mercados empieza a cambiar. Hace años el grueso de las ventas estaba en la vivienda barata, de menos de 400 mil pesos, pero ahora se ha ido incrementando la participación de vivienda media y residencial, con precios mayores a 750 mil pesos”, explicó Claudia Velázquez, directora de operaciones de la consultora Softec.

Por su parte, Alejandro Kuri, presidente nacional de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI), refirió que los desarrollos con más amenidades ganan terreno porque el mercado demanda vivienda de mayor calidad, tamaño y mejor ubicación.

“Las familias que tenían una vivienda de interés social se están mudando a una del segmento medio porque ofrece mejores condiciones de vida”, dijo el ejecutivo.

Velázquez consideró que también genera aumentos en los precios en que las ciudades estén migrando su oferta de vivienda de horizontal (casas) a vertical (‘depas’).

Esto se ve reflejado en la revaluación que tuvieron las tres principales ciudades del país. Entre junio de 2017 y el mismo mes de 2018, Guadalajara tuvo un alza de 11.9 por ciento, la CDMX 10.6 por ciento y Monterrey de 9.6 por ciento.

Además, el encarecimiento de los materiales de construcción influyó en el alza del precio de la vivienda, ya que de agosto de 2017 al mismo mes de este año la inflación fue de 11.3 por ciento, agregó Velázquez.

Ante dicho encarecimiento y cambio en la oferta del tipo de vivienda, la banca y el Infonavit elevaron el tope de sus créditos; por ejemplo, el segundo desde 2017 otorga hasta 1.6 millones de pesos.

La tendencia hacia la cada vez mayor demanda de vivienda media y residencial es aprovechada por firmas como Cadu y Javer, que elevaron su participación en estos segmentos.

En el caso de segunda, la vivienda media-residencial representó 84.5 por ciento del total de sus unidades vendidas y 76.1 por ciento de sus ingresos en el segundo trimestre de 2018, con un precio promedio por vivienda de 416 mil pesos.

“En 2014 iniciamos el proceso de migración para atender mejor al sector medio y todos sus rangos. Fue la mejor decisión estratégica de su momento y la hemos venido consolidando”, señaló René Martínez, CEO de Javer.

En tanto que Cadu elevó sus ingresos de este segmento en 104 por ciento, al pasar de 140 a 286 millones de pesos entre el segundo trimestre de 2017 e igual lapso de este año. El precio promedio de una de sus viviendas es ya de 477 mil pesos.

Cadu concentra su oferta residencial en Cancún y la CDMX. En la segunda cuenta con ocho desarrollos con un valor promedio de 2 millones de pesos.

Pedro Vaca, CEO de Cadu, refirió en su mensaje a inversionistas que el segmento medio-residencial cada vez juega un papel más importante y espera que al finalizar este año participe con un 30 por ciento de los ingresos de la viviendera.