Empresas

Portabilidad numérica crece 56%; Telcel, el único ganador

01 febrero 2014 9:43 Última actualización 31 diciembre 2013 5:13

 [A noviembre de 2013 el número de teléfonos portados era de 11.8 millones / Bloomberg]


 
 
 
Ramiro Alonso
 
En México son cada vez más los usuarios que cambian sus líneas telefónicas de un operador a otro, de acuerdo con datos del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT).
 
Hasta noviembre del 2013 el regulador reportó un máximo histórico de 11 millones 817 mil números telefónicos portados, una cifra que representó un incremento de 56 por ciento en comparación con el mismo mes de 2012.
 
La portabilidad numérica es el derecho que tienen los usuarios de servicios de telecomunicaciones a conservar su número telefónico cuando cambian de operador de servicio telefónico fijo o móvil. En el país coexisten poco más de 102 millones de líneas móviles de telefonía y 20.4 millones de fijas, de acuerdo con datos de la industria.
 
Abel Hilbert, experto en telecomunicaciones, comentó que la portabilidad numérica rindió mejores resultados en el segmento de telefonía fija desde que se implementó en julio de 2008.
 
En telefonía móvil el IFT informó que se portaron 10 millones 324 mil 764 líneas telefónicas, una cifra superior al millón 491 mil 733 que se acumularon en el segmento de fijas.
 
En el mercado de los operadores móviles sólo Telcel, la marca de América Móvil, ganó clientes al agregar 3 millones 167 mil 671 líneas entre el periodo que van de abril a octubre del 2013. En el mismo lapso Telefónica Movistar reportó una pérdida de poco más de 894 mil usuarios, en tanto que Iusacell también dejó ir 265 mil líneas, según datos del organismo regulador.
 
Hilbert consideró que los índices de concentración del mercado en el segmento móvil se redujeron en el último par de años. “México ya no es el mercado más concentrado dentro de los países de la OCDE”, dijo el experto, quien atribuyó el cambio a los beneficios de la portabilidad. Agregó que uno de los objetivos de la portabilidad es eliminar el costo de la transacción en el que incurre un usuario al momento de querer cambiar de proveedor. “La portabilidad no es un fin en sí mismo, sino una medida que contribuye a generar competencia”, mencionó el analista, quien se desempeñó como comisionado de la extinta Cofetel.
 
Con la implantación de la portabilidad numérica, la decisión de los usuarios al seleccionar a su nuevo proveedor de servicios de telefonía fija o móvil, se orienta a la evaluación de las condiciones de calidad y precio, sin el riesgo de perder su número telefónico. En general, la portabilidad contribuye a promover la competencia entre los proveedores de servicios de telecomunicaciones en beneficio de los usuarios.