Empresas

Porsche se sumaría a la carrera de los autos eléctricos

En momentos en que la demanda de autos de lujo va en ascenso, la división de Volkswagen se apresta a presentar una séptima línea de modelos que llegaría al mercado en 2020, misma que podría incluir un automóvil a batería. 
Bloomberg
13 marzo 2015 11:39 Última actualización 13 marzo 2015 11:39
 [Cortesía Porsche] En México, creció 143.3%, con 73 unidades vendidas, el modelo Cayenne es el más exitoso 

[Cortesía Porsche] En México, creció 143.3%, con 73 unidades vendidas, el modelo Cayenne es el más exitoso

Porsche podría agregar un auto a batería a su línea de productos conforme completa sus planes de expansión para hacer frente al aumento de la demanda de vehículos deportivos de lujo.

“En un futuro no muy lejano, presentaremos una séptima línea de modelos” que llegaría al mercado en 2020, declaró Matthias Mueller, responsable del fabricante de autos deportivos, en la conferencia de prensa anual de Porsche. “Ya hay planes prometedores pero aún no una decisión del directorio.”

La división de Volkswagen está evaluando lanzar un auto eléctrico para cumplir con la normativa ambiental y contrarrestar el ascenso de Tesla Motors. La forma del auto todavía no ha sido decidida.

Porsche anteriormente había hablado de la posibilidad de expandir la línea de la coupé Panamera con una versión más pequeña o una furgoneta más espaciosa. Porsche también está evaluando un nuevo auto deportivo entre el 911, que cuesta 151 mil 100 dólares en la versión turbo, y el superauto híbrido Spyder 918 de 845 mil dólares. El nuevo modelo de auto deportivo se diseñaría para competir con los vehículos que fabrica Ferrari.

Porsche planea vender más de 200 mil vehículos por primera vez este año, gracias al impulso de la demanda del SUV compacto Macan de 49 mil 900 dólares que lanzó en abril de 2014. El aumento se produce en medio de un incremento para la mayoría de los fabricantes de autos de lujo. Porsche, sus marcas hermanas Audi y Bentley, Mercedes-Benz de Daimler y BMW todas informaron nuevos récords de ventas el año pasado.

Las entregas de Porsche crecieron 17 por ciento a 189 mil 849 autos en 2014 y 34 por ciento en febrero a 14 mil 836 vehículos. Se pronostica que la demanda de autos de lujo seguirá aumentando este año debido al crecimiento en China y los Estados Unidos.

UN SMARTPHONE SOBRE RUEDAS

El margen de ganancias de la automotriz con sede en Stuttgart, Alemania, se redujo de 18 por ciento el año pasado a 15.8 por ciento en razón de los costos que ocasionó el sumar el Macan a su línea de productos y remozar el SUV Cayenne, el vehículo de mayor venta. Pese a ello, el retorno sobre ventas de Porsche siguió siendo uno de los más altos entre las automotrices mundiales. Porsche también vende el roadster Boxster y la variante Cayman no descapotable.

Porsche concentrará sus esfuerzos de desarrollo en los motores y el manejo más que en integrar los últimos avances en la Internet para autos y la conducción automatizada.

Los clientes de la marca “no quieren un Smartphone sobre cuatro ruedas o la pantalla táctil más grande en el centro del tablero”, dijo Mueller. “En Porsche no hay lugar para lo decorativo”.

Las ganancias que generan Porsche y Audi son vitales para financiar el plan de expansión mundial de la empresa madre Volkswagen destinado a destronar a Toyota Motor del primer puesto en la industria en 2018.

Porsche pronosticó que los ingresos seguirán creciendo este año como resultado de mayores volúmenes de venta. El incremento de los costos por el desarrollo de nuevos modelos y la ampliación de la capacidad de fabricación incidirán en las utilidades.

“Repetir el resultado del año anterior constituye un objetivo ambicioso”, dijo el director de finanzas de Porsche Lutz Meschke. “Sin embargo, respetaremos nuestra meta estratégica de retornos de 15 por ciento”.