Empresas

Esta empresa 'le pone' oficina a los emprendedores

El director de WeWork en México, empresa dedicada al coworking, considera que la flexibilidad de las membresías, los servicios y la comunidad que ofrece laborar en este tipo de espacios, invita a las startups a dejar las oficinas convencionales.
Omar Ortega
16 febrero 2017 17:2 Última actualización 16 febrero 2017 20:20
(Cortesía WeWork)

WeWork tiene dos sedes en México, ubicadas en la Colonia Juárez y sobre Paseo de la Reforma. (Cortesía WeWork)

Desde grandes corporativos hasta emprendedores y startups, las empresas cada vez prefieren más trabajar en espacios de coworking que en oficinas convencionales.

Coworking
Es un concepto colaborativo de trabajo en el que los empresarios trabajan en espacios compartidos que les ofrecen servicios como cafetería, salas de juntas, recreación, instalaciones cómodas y de primer nivel y un ambiente laboral agradable.

El director de WeWork México, empresa dedicada a la renta de espacios de trabajo compartidos, considera tres aspectos fundamentales para que los empresarios jóvenes prefieran trabajar en sus instalaciones y no rentar una oficina convencional: el espacio, los servicios y la comunidad.

“La gente quiere ser parte de una comunidad de confianza donde pueda desarrollar sus negocios y estar empoderado por espacios físicos que le permitan olvidarse de todas las tareas de office managment convencional”, consideró Pepe Villatoro en entrevista para El Financiero.

“Quieren estar en un lugar que, como decimos en nuestro slogan, les permita hacer lo que aman, porque les ofrecemos servicios, comunidad y espacio”, agregó.

La empresa, que tiene su matriz en Manhattan, nació en 2010 y trabaja desde hace tres años en México, siendo la CDMX la primera sede que abrió en Latinoamérica.

En cuestión del espacio, Pepe Villatoro cree que un lugar cómodo y agradable para trabajar es fundamental, ya que los emprendedores dejan de preocuparse por costos y gastos de oficina y empiezan a enfocar su energía en la inspiración.

"Vemos que los emprendedores cuando inician están preocupados en gastos, comprar papel para imprimir, o costos de mantenimiento, y aquí nosotros al ofrecerles todo eso en un espacio agradable, los hacemos pensar en la energía, en inspirarse, miran a otras personas hacer lo que aman y se inspiran", dijo.

Además de los servicios como salas de juntas disponibles, proyectores, y otros distractores como la cerveza gratuita y el café que ofrecen, Pepe Villatoro destaca que la comunidad que se crea entre los miembros de WeWork es un factor importante para el crecimiento de las empresas.

WeWork
Cuenta con más de 112 lugares físicos en 30 ciudades y 12 países alrededor del mundo.

“Otro diferenciador es la app que tenemos, donde imagínate como un LinkedIn o un Facebook interno, aquí la gente busca contactos en diferentes sectores y los consigue. Mas del 60% de nuestros miembros colaboran entre ellos solo mediante la app, ahora imagínate en el resto del espacio”, explicó.

Carlos García es CEO cofundador, en sociedad con Roger Laughlin, de Kavak, una empresa que se dedica a la gestión de compra y venta de autos desde una plataforma móvil.

Kavak forma parte de WeWork desde septiembre de 2016, inició con 2 personas, actualmente su equipo consta de 11 trabajadores y ha colaborado con múltiples empresas de la comunidad WeWork, entre ellas Nazca Ventures.

“Arrancar un startup como Kavak de manera exitosa requería que todo el equipo estuviese enfocado 100% en el core del negocio, y WeWork nos permitió justo eso, sin contar que desde el día 1 formamos parte de una comunidad muy energética que nos hizo sentir ya como una empresa establecida”, explican los fundadores de la firma.

60 por ciento
de los miembros de WeWork hacen negocios entre ellos, por lo que la comunidad es un elemento vital para el beneficio de sus organizaciones, según Pepe Villatoro.

Para Pepe Villatoro, la flexibilidad que ofrece WeWork es fundamental cuando se trata de startups y millennials, ya que conforme las empresas van creciendo, el espacio de coworking se adapta.

“Somos creyentes de que debemos hacerle la vida fácil a las personas. Entonces viene una empresa que me dice ‘oye hoy trabajo con 6 personas pero voy a crecer’, y ofrecemos esa flexibilidad de poder cambiar su membresía conforme vayan creciendo y dependiendo de las necesidades que tengan”, explica.

“En WeWork se respira un ambiente de emprendimiento colaborativo, y está impregnado en el ADN del mismo equipo que maneja esta organización, gracias a WeWork hemos tenido la flexibilidad de ir creciendo poco a poco en los espacios que necesitamos sin entrar en costos fijos muy altos al inicio de la operación y nos ha dado acceso a muchos emprendedores que han sido nuestros clientes y que han colaborado con muy buenas ideas a robustecer nuestro modelo de negocio”, agregan Carlos García y Roger Laughlin.

Las membresías de WeWork van desde Hot desk, que es un espacio en el que el trabajador llega, abre su computadora y al final de la jornada se va, los Escritorios dedicados, en donde se pueden dejar monitores y otras pertenencias, y por último Oficinas privadas para hasta 150 personas.