Empresas

¿Por qué las oficinas pequeñas afectan
a los trabajadores?

Una de cada siete personas trabaja en condiciones de hacinamiento, lo que incrementa accidentes, enfermedades musculo esqueléticas y estrés, señaló Liliana Silva, directora de Mercadotecnia de Grupo Xtra.
Redacción
06 mayo 2014 13:14 Última actualización 06 mayo 2014 14:3
oficina Bloomberg

(Bloomberg)

El costo de las oficinas puede representar hasta el 33 por ciento de los gastos fijos de una pequeña y mediana empresa, por lo que una de cada siete personas trabaja en condiciones de hacinamiento, lo que incrementa accidentes, enfermedades musculo esqueléticas y estrés, dice Liliana Silva, directora de Mercadotecnia de Grupo Xtra.

Excesivo cansancio, dolor lumbar, articulaciones rígidas, dolor de cuello y espalda representaron la primera alerta de las oficinas pequeñas en medicina del trabajo. Sobrevinieron después avalanchas de accidentes absurdos como caída de escaleras, golpes con mobiliario, resbalones y un aumento significativo de ausentismo laboral con pretexto de sentirse mal.

“Nada de esto es fortuito. Los accidentes registrados en las superficies de tránsito y espacios de trabajo representan altos niveles de siniestralidad por caídas, golpes y choques que representan 11 por ciento de los accidentes leves, 9 por ciento de los graves y 1.5 por ciento de los mortales”, dice Silva.

Por ello, la firma da algunas recomendaciones:

Cuidar zonas de tránsito para evitar accidentes
Es preciso asegurar que el diseño de los pasillos y superficies de tránsito es el adecuado y tiene dimensiones correctas.

Puestos de trabajo
La cabeza y el cuello deben estar en posición recta y con los hombros relajados, el ratón y dispositivos de entrada deben estar próximos al teclado y, finalmente, el borde superior del monitor debe estar al nivel de los ojos o por debajo.

Distancias
La distancia debe ser de 120 centímetros entre la mesa y la pared o cualquier otro elemento que pudiera obstaculizar.

Para que una persona pueda trabajar y abrir las puertas y los cajones situados detrás de una persona sentada, hay que disponer de una distancia mínima de 135 centímetros.

Para determinar las distancias útiles entre las superficies de trabajo y otros elementos situados delante de éstas, hay que tener en cuenta el espacio destinado a los desplazamientos de las personas y a los muebles con cajones y puertas que pudieran estar abiertos.