Empresas

¿Por qué es poco probable encontrar un CEO humilde?

Una característica que puede ser favorable para los directores de las empresas, pero que derivado de la toma de decisión y adversidades que se presentan al liderar un equipo, puede irse desvaneciendo, según estudios.
Redacción
01 septiembre 2017 13:24 Última actualización 01 septiembre 2017 13:29
CEO poco humilde. (Shutterstock)

CEO poco humilde. (Shutterstock)

La humildad es una virtud poco común entre los directivos y CEO de las empresas, pero tiene una razón de ser.

Estudios de la Organization Science indican que la imagen de que pueden existir líderes humildes es una idea romántica de un héroe corporativo ideal, pero que al enfrentarse a la adversidad, ellos suelen sacrificar esa característica.

Aunque el estudio indica que las empresas y equipos liderados por individuos más humildes tienen una alta probabilidad de obtener mejores resultados, también revela que la cabeza del equipo requiere de una autoconsciencia y confianza en sus habilidades tal que en ocasiones puede hacer que sobreestime sus virtudes y subestime sus limitaciones.

La investigación indica que las personas que están al mando de una empresa suelen creer que son mejores que el promedio. “La confianza que se obtiene con el éxito y es importante para dirigir una organización. Sin embargo, el éxito es una bendición mixta. La misma serie de victorias en la carrera también puede llevar a los CEO a sobrevalorar sus puntos fuertes sin atribuir el papel de otros factores, como la suerte, en sus logros”, indica.

El exceso de confianza, puede ser contraproducente para la empresa. El estudio indica que los CEO que sobreestiman sus virtudes suelen pagar en exceso por adquisiciones, tomar riesgos indebidos e introducir nuevos productos sin éxito.

Pero de la misma forma, el artículo de Organization Science indica que existen obstáculos que la humildad puede conllevar. Los CEO humildes enfatizan en que el liderazgo es una actividad compartida y buscan el consejo de otros colaboradores. Sin embargo, aunque esto podría funcionar para tomar decisiones más analíticas, puede ocurrir a costa de la velocidad con la que se manejan las empresas.

“Un CEO debe caracterizarse por su capacidad de tomar decisiones rápidamente, De hecho, algunos estudios sugieren que los CEO más narcisistas pueden ser más rápidos en tomar decisiones relevantes en la adopción de nuevas tecnologías, por ejemplo”.

Los miembros de una empresa esperan que su CEO les proporcione un pronóstico preciso de lo que parece un futuro incierto. Para eso, se requiere la seguridad de un personaje con la confianza suficiente para asumir el riesgo y ‘llevar al rebaño’, indica el artículo.

Los analistas indican que un CEO humilde puede proporcionar un pronóstico más realista pero conservador, lo que puede impactar en el resto de los miembros del equipo, generando incertidumbre.

Organization Science considera que la humildad es una característica muy preciada para un CEO pero pocas veces vista. Concluye con que los CEO que son humildes enfrentan el desafío de dejar de serlo con el tiempo, pero que de mantenerlo, pueden tener una ventaja sobre los demás.