Empresas

¿Por qué el jefe de AOL conserva su puesto pese
a sus imprudencias?

Tim Armstrong es blanco de críticas por sus pocas habilidades al momento de administrar los recursos humanos de la empresa, pero la dirección tiene sus razones para no sustituirlo.
AP
14 febrero 2014 8:58 Última actualización 14 febrero 2014 8:58
Tim Armstrong, CEO de AOL

Tim Armstrong, CEO de AOL, ha estabilizado la empresa, en opinión de los accionistas. (Reuters/Archivo)

NUEVA YORK.- El director general de AOL, Tim Armstrong, ciertamente no tiene pelos en la lengua. El fin de semana se disculpó por comentarios insensibles en los que dijo que los costos de dar servicios de salud a dos bebés enfermos hijos de sus trabajadores era demasiado alto para la empresa.

Esos comentarios fueron también su justificación para realizar cambios en el plan para pagar contribuciones de jubilación, que finalmente tuvo que cancelar pese a que los había defendido anteriormente.

No fue la primera vez que Armstrong fue noticia por parecer brusco e indiferente frente a sus empleados. El año pasado despidió a un empleado de alto rango durante una reunión en la que participaban cerca de mil trabajadores por conferencia telefónica.

¿Por qué Armstrong todavía conserva su puesto? Desde que asumió el cargo en abril de 2009 ha revivido una empresa en crisis conocida por su servicio de internet vía telefónica en la década de 1990 y su lema "You've got mail" (tienes correo electrónico).

El ex jefe de publicidad de Google fue contratado para supervisar la separación de AOL de Time Warner Inc., una unión que es ampliamente considerada como una de las peores en la historia de las fusiones.

Su siguiente tarea: supervisar la transformación de AOL de un proveedor de internet que subsiste de las tarifas de suscripción a una empresa de contenidos que recauda la mayor parte de su dinero de la publicidad.

Aunque el trabajo todavía está en curso, en gran medida ha tenido éxito.

"Ciertamente tomó AOL y la llevó en una nueva dirección", dijo Rita McGrath, profesora de administración en la escuela de negocios de Columbia. "Desde el punto de vista de los accionistas, ha estabilizado la empresa. Durante mucho tiempo estuvieron muy perdidos".

McGrath añade que es poco probable que la junta directiva de AOL busque reemplazar a Armstrong en el corto plazo, a pesar de su escaso talento para las relaciones humanas.

AOL registró recientemente su más fuerte crecimiento de los ingresos trimestrales en una década. La compañía aumentó sus ingresos en 13 por ciento en los últimos tres meses de 2013, de 599.5 millones de dólares a 679 millones con respecto al mismo periodo del año anterior.

Con una cotización de aproximadamente 45 dólares por acción esta semana, los títulos de AOL registran un alza de 80 por ciento desde que la compañía se separó de Time Warner a finales de 2009.