Empresas

Audi planea producir
una Q5 90% ‘mexicana’

La Q5 que se producirá a partir de 2016 en la planta de San José Chiapa, tendrá hasta un 90% de contenido nacional; en un inicio será del 65%, impulsado por una cadena de 180 proveedores que se instalarán en 50 fábricas cerca de la planta en Puebla.
José Luis Leyva / Enviado
10 marzo 2015 7:51 Última actualización 11 marzo 2015 4:55
Audi Q5

En un inicio el contenido nacional será del 65 por ciento. (Cortesía)

INGOLSTADT, Alemania.- La Q5, una crossover deportiva de Audi que se producirá a partir de 2016 en la planta de Puebla, en México, tendrá hasta un 90 por ciento de contenido nacional, dijo Hubert Waltl miembro de consejo de administración de Audi AG para producción.

En un inicio el contenido nacional será del 65 por ciento, impulsado por una cadena de 180 proveedores que se instalarán en 50 fábricas cerca de la planta en Puebla y que ya están certificados por la armadora alemana.

De este ‘pool’ de proveedores, el 20 por ciento vienen de Europa y el resto de la región del TLCAN, incluido México.

“Los proveedores ya están contratados y los procesos listos para garantizar el nivel de calidad”, agregó Waltl en el marco de la conferencia anual de prensa de Audi en Ingolstadt, al sur de Alemania.

Aunque los directivos no revelaron el monto de inversión que destinarán los proveedores para completar la cadena de valor del Q5, se mostraron muy entusiasmados por el impacto que tendrán en la economía mexicana.

La planta de Puebla implicará la creación de 3 mil 800 puestos de trabajo directos por parte de Audi, de los cuales mil 250 ya están contratados. Se espera que inicialmente la Q5 que se armará en México sirva principalmente al mercado norteamericano y canadiense.

PUEBLA DETONARÁ MERCADO DE EU

La puesta en marcha de la planta de Audi en Puebla será fundamental para que siga creciendo la presencia de la marca en Estados Unidos, a través del Q5.

Este crossover deportivo es el auto más importante en crecimiento para el mercado estadounidense, dijo el CEO de la armadora alemana, Rupert Stadler, en la conferencia anual de prensa.

El directivo anticipó también que en los próximos años crecerá especialmente la demanda general por sus modelos en Canadá, Corea del Sur y Brasil, y la planta en México sera fundamental para satisfacer esta demanda.

Estados Unidos es el tercer mercado más importante para Audi, con ventas en 2014 de 182 mil vehículos, 15.2 por ciento mayores que un año antes, de un total de 1.74 millones de autos que Audi entregó a nivel mundial en ese año.

La tasa de crecimiento de EU es la segunda más alta de todos los mercados de Audi, sólo atrás de China, donde se vendieron 17.7 más autos en 2014 respecto a 2013.

Dentro del plan de expansión global de Audi, México y Brasil son los países claves para la compañía automotriz.

“Es la vía de crecimiento mundial de manera equilibrada…”, dijo el CFO Axel Strotbek, “(para) aprovecharnos del continente americano de manera plena”.

En la planta de México, que se construye en San José Chiapa, en Puebla, se producirá la nueva generación de la Q5 con una producción anual neta de 150 mil unidades. Se espera que la producción comience en 2016.

La construcción de esta planta se encuentra monitoreada desde las oficinas centrales de Audi, en Ingolstadt, donde 600 ingenieros mexicanos son entrenados en las líneas de producción de los modelos más importantes y se esperan que a partir de este verano comiencen a regresar al país para alistar el arranque de la planta.