Empresas

Plan de infraestructura ‘aplana’ el camino
a camiones pesados

A pesar de las bajas ventas en 2013, se prevé que en 2014 se vendan 50 mil unidades, un crecimiento de 32%, además de las reformas estructurales y los primeros proyectos, se espera el programa de ‘chatarrización’ para ayudar al sector.
Axel Sánchez
30 enero 2014 19:5 Última actualización 21 febrero 2014 13:49
Etiquetas
Volvo Trucks (Bloomberg)

Volvo Trucks México consideró que 2014 será un mejor año, pues esperan un aumento en sus ventas de hasta 2 mil 500 unidades. (Bloomberg)

La puesta en marcha de los primeros proyectos del Programa Nacional de Infraestructura a partir de este año, junto con las reformas estructurales, ‘aplanarán’ el camino para que los fabricantes de camiones pesados y autobuses alcancen la meta de vender 50 mil unidades en el 2014.

Esta cantidad significaría volver a comercializar un número de unidades similar al que se tenía antes de la crisis económica de 2009.

Al cierre del 2013 las ventas de camiones fueron de 37 mil 619 unidades, 4.7 por ciento inferiores a los 39 mil 465 que se lograron en 2012; sin embargo, este año espera un crecimiento de 32 por ciento.

En entrevista con EL FINANCIERO, Miguel Elizalde Lizárraga, presidente de la Asociación Nacional de Productores de Autobuses, Camiones y Tractocamiones (ANPACT), dijo que es importante para el sector el presupuesto de 110 mil millones de pesos que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) anunció para la reactivación de obras de construcción y transporte público.

Carlos Pardo, director general de Navistar en México, comentó que están ‘ansiosos’ por las licitaciones que emitirá el gobierno federal y las entidades federativas, pues más de 60 por ciento de los camiones de uso público necesitan renovarse.

Expuso que el año pasado, 20 por ciento de sus ventas en el país correspondieron al sector público, por lo que este año prevén una reactivación en la renovación de este tipo de unidades.

Por su parte, Matthew Walsh, director general de Volvo Trucks en México, consideró que 2014 puede ser el mejor año para la firma desde que llegó el país, pues esperan un aumento en sus ventas de hasta 2 mil 500 unidades, esto es 735 unidades más respecto del volumen que desplazó el consorcio sueco el año pasado.

Daimler también confía en el mercado nacional, por lo que en septiembre de 2013 anunció una inversión de 45 millones de dólares en su planta de Santiago Tianguistenco, Estado de México, destinada a la optimización de procesos.

En esta instalación, Daimler Trucks alcanzó una producción de 300 mil unidades a través de sus dos plantas localizadas en el Estado de México y Coahuila, además del Centro Internacional de Distribución de Partes ubicado en San Luis Potosí.

A diferencia de los productores de autos pequeños, los fabricantes de camiones sólo armaron 117 mil 909 unidades durante el año pasado, cantidad 2.8 por ciento menor a los 121 mil 322 que se realizaron en 2012.

El estudio Estadística del Parque Vehicular en México señala que hay en el país 4.46 millones de camiones clase 1, donde la edad promedio es de 18 años, superando a los de pasajeros, que es de 12 años.

CHATARIZACIÓN, EN LA MIRA

Otro impulso para el sector es el relanzamiento del programa de ‘chatarrización’. Según el presidente de la ANPACT ya están todas las piezas alineadas para el relanzamiento del programa, por lo que ahora depende de la Secretaría de Hacienda y Crédito Publico (SHCP) aprobar dicho estímulo.

“Están todos los astros listos para que se formule un nuevo esquema de chatarrización, el cual tiene el aval de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) para renovar 15 mil unidades de carga con un estimulo de hasta 250 mil pesos”, indicó.

En mayo del 2004 se puso en marcha este programa con la destrucción de 447 unidades; para 2011, el último año en el que se tuvo registro del programa, la chatarrización alcanzó a 6 mil 183 camiones. En total, se desecharon 20 mil 974 unidades en ocho años.

En opinión del líder gremial, para tener una flota competitiva se requieren destruir 15 mil camiones anuales en los próximos 10 años.

En agosto pasado, Gerardo Ruiz Esparza, titular de la SCT, anunció que se tendrá la versión mejorada del programa de “chatarrización” de camiones pesados, en un proyecto que contempla la actualización de estímulos fiscales.

Además, el Partido Verde Ecologista lanzó una propuesta en el Senado que busca evitar la entrada de camiones usados con más de cinco años de vida. “Eso permitirá que ahora sí tenga efectos positivos la destrucción de viejos camiones”, expresó Elizalde.