Empresas

Pinfra, Caabsa y
Mota-Engil van por
nuevo 2º piso del DF

De un total de 19 firmas que adquirieron las bases, sólo las mexicanas Pinfra, Caabsa y Omega, y la portuguesa Mota-Engil lucharan por el contrato para el segundo piso Indios Verdes-Santa Clara que licita la SCT.
Ana Valle
22 septiembre 2015 22:56 Última actualización 23 septiembre 2015 4:55
construcción

IDEAL construyó la Autopista Urbana Sur y Carso Infraestructura la ampliará. (Cuartoscuro)

Las mexicanas Pinfra, el consorcio de Caabsa y Omega, y la portuguesa Mota-Engil buscan obtener el contrato para diseñar, desarrollar y operar el nuevo segundo piso del Distrito Federal, hacia la salida a Pachuca.

El pasado lunes, las empresas presentaron las propuestas técnicas para el segundo piso Indios Verdes-Santa Clara a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), de un total de 19 firmas que adquirieron las bases, reveló Carlos Bussey, director de Desarrollo Carretero de la SCT.

“Tenemos dos participantes que integran un consorcio, otra mexicana que va sola y una portuguesa”, detalló el funcionario.

Empresas como OHL México, IDEAL, ICA, Sacyr y GIA, entre otras, presentaron cartas de disculpa, de acuerdo con el acta de presentación de propuestas disponible en Compranet.

Bussey explicó en entrevista que el 12 de octubre se conocerá el fallo a las propuestas técnicas y se dará paso a la presentación de propuestas económicas, cuyo fallo definitivo se conocerá a finales de octubre.

Se tratará del primer segundo piso que se lícita bajo la modalidad de Asociación Público-Privada (APP), lo que significa que la SCT dejará en manos de privados la elaboración del proyecto ejecutivo, diseño, construcción y operación del segundo piso.

Lo que las empresas entregaron el pasado lunes fue un anteproyecto, el cuál será evaluado por la Secretaría para conocer quiénes cumplen con los criterios técnicos y abrir con ello las propuestas económicas, para lo cual se anunciaron cambios en las bases de licitación.

“Los cambios que se notificaron hace 15 días en las bases, se hicieron derivado de la intención de que cuando se dé la apertura económica, se cuente con una imagen del proyecto para que fueran más claras las propuestas”, dijo Bussey.

El proyecto tendrá una inversión de alrededor de 5 millones de pesos y será financiado completamente por créditos bancarios y otras alternativas que obtenga el consorcio ganador, y no contará con subvención del gobierno.

Bussey explicó que la intención de lanzar el concurso vía la ley de APPs es para dar flexibilidad a las empresas interesadas de presentar su proyecto con su ingeniería y poder encontrar la mejor solución para la salida desde el Distrito Federal a la carretera México-Pachuca.

“Es un proyecto que en la parte de abajo tiene 50 mil vehículos circulando y consideramos que gran parte de estos vehículos cuando tengan una alternativa más ágil y eficiente, estén dispuestos a pagar peaje”, comentó Bussey.

Interesadas