Empresas

Pilas pirata, con 40% del mercado en México

12 febrero 2014 5:35 Última actualización 21 abril 2013 11:51

 [Bloomberg] Las baterías del mercado formal no afectan al ambiente. 



Notimex

La propuesta legislativa de impulsar el manejo de pilas como residuo peligroso podría aumentar su precio en detrimento del consumidor, además fomentaría el mercado informal en el país, el cual alcanza alrededor de 40 por ciento.

Así lo afirmó el jefe de la Sección de Química Experimental y Aplicada de la Facultad de Química de la UNAM, Benjamín Ruiz Loyola, al considerar que las baterías del mercado formal no afectan al ambiente, ya que cumplen con los parámetros establecidos por la legislación mexicana en la materia.

En entrevista con Notimex, dijo que de acuerdo con análisis de pilas del mercado formal, "aquellas de marca reconocida y que cumplen con los parámetros de la ley, se encontró que los materiales peligrosos que contenían estaban por debajo de lo establecido por las normas mexicanas, por lo que no representa ningún riesgo".

En este sentido, el investigador de la casa de estudios expuso que las baterías de auto sí se consideran material peligroso, debido a que muchas de ellas trabajan con plomo, sin embargo, las de uso doméstico deberían tener un tratamiento diferente.

El académico explicó que el riesgo está es las pilas piratas o de contrabando, que son vendidas en los tianguis o a fuera de las estaciones del Metro, la cuales pueden sobrepasar los índices de contaminantes y sí representan un riesgo para el ambiente, situación que los legisladores no consideraron a la hora de plantear la iniciativa de ley.

"La calidad de envoltorio no es igual, muchas están forradas de cartón, a diferencia de los productos legales que son de metal y soportan el peso de un camión, lo cual en caso de llegar a un basurero no se derrama su contenido".

De acuerdo con la Asociación Mexicana de Pilas (Amexpilas), de aprobarse la ley la venta de pilas pirata en México aumentaría a 60 por ciento del mercado total y dejará sólo 40 por ciento a los productores formales.

Y es que las pérdidas por la venta de pilas pirata asciende a mil 800 millones de pesos en México, pero de entrar en vigor la iniciativa este monto puede incrementarse a dos mil 700 millones de pesos, indica la Amexpilas.

Ruiz Loyola opinó que esto también afectará a todos los consumidores, ya que provocará un alza en el precio final del producto de 15 a 20 por ciento, debido al costo de manejo de residuos que tendrán que emprender las empresas del sector o las autoridades.

"La legislación debió de enfocarse a evitar la entrada de pilas de este tipo al mercado nacional. Esta iniciativa podría generar un aumento a los precios, debido a los costos de transportes de las baterías usadas, lo cual podría recaer en el consumidor, mientras que las piratas seguirán vendiéndose a un bajo precio", agregó.

El pasado 14 de marzo, la Comisión de Medio Ambiente y Recursos Naturales de la Cámara de Diputados aprobó el Dictamen a la Minuta Proyecto de Decreto, por el que se reforma el artículo 31 de la Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos.

La reforma establece que el manejo de pilas o baterías eléctricas que contengan litio, níquel, mercurio, cadmio, manganeso o zinc, deberán sujetarse a un plan especial de "residuos peligrosos".