Empresas

Piden detener el ingreso de camiones chatarra al país

01 febrero 2014 8:3 Última actualización 13 noviembre 2013 19:17

[Empresarios señalan que entrada de estas unidades creció 78% / Cuartoscuro]


 
Gabriela Chávez
 
GUADALAJARA.- En el marco de la XV Expo Transporte ANPACT en Guadalajara, representantes del sector se pronunciaron contra el ingreso de camiones chatarra al país.
 
El presidente ejecutivo de la Asociación Nacional de Autobuses, Camiones y Tractocamiones (Anpact), Miguel Elizalde Lizárraga dijo que se debe dar impulso a esta actividad generadora de 2 millones de empleos y que aporta 4.9 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB).
 
En entrevista con este medio Elizalde lamentó que mientras las inversiones, las ventas y la exportación de vehículos pesados podrían sufrir baja de dos dígitos ante la cautela de los inversionistas por la reforma fiscal y la caída en mercados como Estados Unidos, “la entrada de vehículos chatarra importados ha crecido 78 por ciento”.
 
En tanto el titular de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) Juan José Guerra Abud secundó el llamado para impedir la entrada de chatarra al país, aunque reconoció la imposibilidad de cerrar las fronteras a la entrada de vehículos usados.
 
Confió que en los próximos días, junto con los representantes de las principales asociaciones del sector automotriz se establecerá un acuerdo de equivalencias para limitar el ingreso de vehículos a aquellos que tengan condiciones similares a los que circulan en la Unión Americana.
 
Por su parte el gobernador de Jalisco, Jorge Aristóteles Sandoval Díaz señaló que las políticas públicas para impulsar aquí un nuevo modelo de movilidad, “segura y sustentable” abonará al interés de los agremiados de la Anpact de renovar la flota de transporte y eliminar alrededor de 140 mil vehículos altamente contaminantes.
 
Al respecto el titular de Semarnat habló de la necesidad de promover el uso de gas natural en vehículos y de impulsar la producción de Diesel con bajo contenido de azufre en el país, para lo cual Pemex requeriría invertir cerca de seis mil millones de dólares.