Empresas

Peugeot y Renault también serán afectados por el escándalo de VW

Las firmas automotrices francesas podrían disminuir sus ventas en Europa de vehículos con motores diésel ante una menor demanda y un escrutinio más estricto por parte de los reguladores.
Bloomberg
25 septiembre 2015 13:8 Última actualización 25 septiembre 2015 13:40
Peugeot con posibilidades de entrar al mercado mexicano

Peugeot con posibilidades de entrar al mercado mexicano

El escándalo de Volkswagen por manipular un software para engañar a los reguladores sobre la emisión de contaminantes de sus motores diésel afectará no sólo al fabricante alemán, sino también a sus competidores Peugeot y Renault.

Alrededor del 60 por ciento de los ingresos de las firmas francesas por la venta de vehículos con motor diésel provienen de Europa. Sin embargo, con el "dieselgate" de VW, la cuota de mercado de motores diésel podría caer hasta un mínimo de 35 por ciento en Europa en 2022 desde el 53 por ciento registrado en 2014, según LMC Auomotive, consultora de la industria.

“El mercado automotriz de Europa disminuirá particularmente en el segmento de los coches más pequeños", dijo Sascha Gommel, un analista de Commerzbank. Sobre todo de algunos vehículos compactos como el Peugeot 208, Renault Clio y Polo de Volkswagen, pues "no puedes cobrar al cliente por el contenido adicional que tiene que ir en el coche con el fin de cumplir con la regulación."

Una reacción en contra del diésel por parte de los consumidores y un escrutinio más estricto de los reguladores haría aún más difícil para los fabricantes de automóviles en Europa cumplir con las reglas sobre el consumo y las emisiones de dióxido de carbono. Eso podría significar un cambio acelerado a los híbridos, cuya producción es costosa, ya que contienen motores de combustión, así como los motores eléctricos.

"EL DIÉSEL TODAVÍA IMPORTA"

Aun así, el apoyo para el diésel continúa debido a los menores costos de operación que tienen para los conductores.

"El diésel todavía importa ", dijo Rupert Stadler, presidente de la marca Audi de Volkswagen, dijo en una conferencia el jueves en Fráncfort.

"El cliente ha decidido que el diésel ofrece el costo más atractivo. Así que el diésel no debe ser satanizado".

Los modelos con motor diésel representaron el 53 por ciento de las matriculaciones de vehículos nuevos en países de la UE en 2014, por debajo del 55 por ciento en 2011, de acuerdo con las Asociación de Constructores Europeos de Automóviles. Eso se compara con alrededor de 1 por ciento en Estados Unidos.

A diferencia de los productores de automóviles de lujo como Audi, Daimler Mercedes-Benz y BMW AG, Renault y Peugeot ofrecen vehículos de diésel para el mercado masivo y coches compactos, en los que los márgenes son más bajos.