Empresas

Pese a reformas, IP de NL mantiene inversiones

Los empresarios toman con cautela el crecimiento económico en el estado, ante la falta de certidumbre financiera en el país: no obstante destinarán divisas por 5 mil 500 mdd.
Sonia Coronado / corresponsal
04 febrero 2014 18:8 Última actualización 04 febrero 2014 18:9
[Entre enero y septiembre, la inversión de cartera acumuló un ingreso neto por 35 mil 313 millones de dólares. / Bloomberg / Archivo]  

La Caintra señala que las divisas de ejercerán en los siguientes tres años. (Bloomberg)

MONTERREY.-  Los industriales de Nuevo León mantendrán su plan de inversiones por 5 mil 500 millones de dólares para los próximos tres años , a pesar de la incertidumbre que ha generado la implementación de las reformas estructurales, como la energética y fiscal en el inicio de este año, aseveró Álvaro Fernández Garza, presidente de la Cámara de la Industria de la Transformación de Nuevo eón (Caintra Nuevo León).

“Las inversiones de nuestros socios, con algunos cambios o modificaciones menores se mantienen para los próximos tres años, no he sabido de alguna empresa que esté deteniendo sus inversiones, aunque sí hay algunas inquietudes en el tema eléctrico, está por verse cómo queda el porteo –generación de energía por las propias empresas- y el banqueo –ofrecido por la CRE-, ya que esto es básico para que funcionen los proyectos de generación de electricidad”, explicó el dirigente.

De acuerdo con información de Caintra Nuevo León su plan de inversiones para los próximos tres años considera 2 mil 500 de dólares para la entidad.

Fernández Garza señaló que el sector industrial de Nuevo León mantiene un panorama conservador en lo que se refiere a su crecimiento con un nivel de 3% para el cierre de 2014, derivado de una mayor cautela de los inversionistas ante la falta de certidumbre en la economía mexicana.

“Al ver que el gobierno no invierte por un año, pues nos estamos cuidando - la iniciativa privada-, aquí se vuelve un círculo vicioso en donde nadie quiere invertir, y nadie quiere gastar, ni hacer nada hasta tener claridad de lo que va a pasar.

“Son varias cosas, primero la construcción no se ha reactivado (las licitaciones pactadas para finales del año pasado) se detuvieron, y se “batió” para este año, y aun así no hemos visto con claridad que eso se reactive”, cuestionó.

En lo que se refiere a la reforma fiscal, el presidente de Caintra dijo que su área jurídica actualmente estudia lo conveniente de que sus agremiados interpongan amparos en su contra, “sin embargo esto dependerá del giro, el tamaño y la afectación real del paquete hacendario.

“La realidad es que los análisis no los hemos acabado, necesitamos ver a detalle qué conviene, pensamos que sí va a haber elementos en algunos de los casos para poder buscar los amparos y de ser así promoverlos. Lo más importante es que veamos una posibilidad de ganar”, mencionó.

La fecha límite para que los 3,000 agremiados de la cámara puedan recurrir a la protección de la justicia federal, es el próximo 12 de febrero; sin embargo el organismo no tiene dimensionado la cantidad de solicitudes que puedan surgir para dicho recurso legal.

“Estamos regresando a la historia del año pasado y, es una ley que no salió nada bien para la industrial porque no promueve el empleo, inversión ni amplía la base de contribuyentes. El único recurso que nos queda es el amparo”, finalizó.