Empresas

‘Pequeñas grandes’ inversiones dejan a Slim más de 1,000 mdd

Estas son las inversiones estratégicas, fuera de América Móvil y Grupo Carso, que han hecho ganar a Carlos Slim más de mil millones de dólares.
David Muñoz
15 julio 2015 19:55 Última actualización 16 julio 2015 4:55
Carlos Slim

(Archivo / El Financiero)

Carlos Slim se convirtió en multimillonario con América Móvil y el Grupo Carso, empresas que representan más de 70 por ciento de su riqueza (uno 50 mil millones de dólares). Sin embargo, el magnate mexicano también hace dinero con inversiones estratégicas, las cuales le han dado ganancias superiores a mil millones de dólares.

Entre estas se encuentran el retailer de marcas premium Saks Fifth Avenue, el diario New York Times (NYT), la aplicación de música Shazam, la biotecnológica Atara Biotherapeutics, la petrolera argentina YPF, la inmobiliaria española Realia y una mansión en Nueva York.

Una de las únicas inversiones que hasta ahora no le han resultado es la de la CaixaBank, donde ha perdido 13 millones de dólares.


También te puede interesar:
Una mansión en NY y Realia, apuestas inmobiliarias de Slim


En tiempos en los que Slim ha sido relegado al cuarto sitio de la lista de multimillonarios de Bloomberg, estas inversiones, que suman más de 2 mil millones de dólares, son aire puro para el empresario.

“La caída dramática de las bolsas en 2008 castigó fuertemente las acciones de grandes empresas y por ende, su valor de capitalización. Esto fue aprovechado por Slim para comprar o aumentar sus participaciones accionarias”, dijo Saúl Villa, socio líder de la consultora KPMG.

Slim aprovechó el descalabro bursátil de Saks Fifth Avenue y la mala rancha del New York Times durante 2008 y 2009 para adquirir participaciones relativamente ‘baratas’.

En el caso del Times, Slim les otorgó un préstamo de 250 millones de dólares con lo que consiguió controlar el 16.83 por ciento del grupo editorial, el equivalente a 27.8 millones de las acciones. El magnate mexicano no ha vendido ningún título del Times, pero si decidiera hacerlo hoy obtendría una ganancia de más de 93 millones de dólares, lo que representa un rendimiento de casi 40 por ciento.

El caso de Saks fue similar, pues en 2009 sus acciones se desplomaron de 20.8 a 1.87 dólares y Slim no dudó en aprovechar la coyuntura para realizar varias compras hasta tener en su poder 26.5 millones de sus títulos, representativos del 16.2 por ciento de la firma. En agosto del 2012 vendió 1.5 millones de acciones a un precio de entre 11.77 y 11.94 dólares por acción, lo que le dio una ganancia neta aproximada de 8 millones de dólares.

Luego, a finales de 2013 Hudson Bay adquirió las tiendas de Saks y pagó a los accionistas 16 dólares por acción. Slim recibió cerca de 400 millones de dólares. Su ganancia neta en esta inversión fue de 210 millones de dólares.

“Slim ha destacado por ser un inversionista muy cuidadoso y analítico. La coyuntura de tasas bajas y la disminución de las ganancias de sus empresas de telecomunicaciones seguramente lo han llevado a buscar alternativas en otras compañías”, dijo un director de Análisis de una casa de bolsa en México.

LE ATRAEN TECNOLÓGICAS Y ENERGÉTICAS

En el negocio tecnológico, Slim optó por Shazam. El 8 de julio del 2013 pagó 40 millones de dólares por el 10.8 por ciento de la aplicación de reconocimiento de canciones para móviles, con el objetivo de desarrollar un modelo de negocios en América Latina. En ese momento, la app contaba con más de 350 millones de usuarios en 200 países del mundo y se valuaba en 400 millones de dólares. Actualmente, vale más de mil millones de dólares, lo que le da un rendimiento de 145.7 por ciento.

Asimismo, anticipando el potencial crecimiento de las empresas biotecnológicas, Slim decidió invertir en Atara Biotherapeutics, firma dedicada al tratamiento del cáncer y otras enfermedades, con la cual ha ganado cerca de 58.4 millones de dólares.

“Son empresas que están atrayendo mucho mercado y generan mucho valor para los inversionistas” señaló Juan Carlos Minero, Director de Inversiones de Black Wall Street Capital Partners.

Otra oportunidad que detectó Slim fue cuando el gobierno de Kirchner expropió la participación accionaria que tenía Repsol en la petrolera estatal YPF en 2012. A través de Inbursa y Carso llegó a detentar 8.37 por ciento del capital social de la firma tras haber comprado cerca de 35.6 millones de acciones en 370 millones de dólares. Vendió 13.6 millones de títulos en 2014 y ganó 505 millones de dólares.

“empresas
“empresas: