Empresas

Inversores castigan a Peñoles y favorecen a subsidiaria Fresnillo

Ante la caída de precios de metales como el cobre o el zinc, este año los pagarés de Peñoles han bajado 2.9 por ciento, mientras que los de su subsidiaria Fresnillo han aumentado 8.8 por ciento.
Bloomberg
31 agosto 2015 11:48 Última actualización 31 agosto 2015 12:35
Mina de plata

Peñoles es la mayor productora del mundo de plata refinada y posee el 75 por ciento de Fresnillo. (Bloomberg)

Los inversores en bonos rehúyen cada vez más a Industrias Peñoles, pero favorecen a su unidad Fresnillo.

Si bien los 200 millones de dólares de pagarés de Peñoles con vencimiento en 2022 han bajado 2.9 por ciento este año, los bonos de su subsidiaria han aumentado 8.8 por ciento, la mayor cantidad entre las compañías de metales de grado de inversión con sede en las Américas.

La divergencia deriva del derrumbe de los precios de las materias primas en momentos en que la economía china se encamina a la expansión más débil en una década.

Fresnillo opera las mayores minas de plata de la compañía, lo que da a los inversores en la unidad un acceso prioritario a los mejores activos. Los pagarés de Peñoles también cuentan con el respaldo de minas que producen cobre y zinc, que han caído más de 16 por ciento este año.

Precio de la plata
La plata se ha mantenido mejor que la mayor parte de las materias primas, dado que ha declinado apenas 6.6 por ciento este año.

Fresnillo tiene las minas más importantes del grupo Peñoles, y los bonos están respaldados por activos que excluyen los de Fresnillo”, dijo Edgar Cruz, analista de BBVA Bancomer. “Peñoles tiene mayor diversidad, más zinc y cobre, y está más expuesta a los metales no preciosos”.

La compañía, que es la mayor productora del mundo de plata refinada, es propietaria del 75 por ciento de Fresnillo.

El cobre cayó el miércoles al nivel más bajo en seis años conforme declina la demanda de China, el mayor consumidor del metal. La inesperada devaluación de la moneda china ha profundizado el temor a una vacilación de la segunda mayor economía del mundo, lo que ha contribuido a la caída de los precios de las materias primas. La ganancia promedio antes de ítems de 497 compañías de metales no ferrosos que cotizan en bolsa que sigue Bloomberg se redujo a la mitad en el último trimestre respecto de igual período del año pasado.

Peñoles obtiene alrededor del 64 por ciento de sus ingresos de la plata y el oro, que también ha tenido un mejor desempeño que otros productos primarios este año. Fresnillo genera el 95 por ciento de sus ventas a partir de esos metales preciosos.

El oro y la plata no “derivan su valor de la oferta y la demanda, sino de los mercados financieros y bursátiles”, dijo Eugen Weinberg, un analista de Commerzbank AG, por teléfono desde Fráncfort. Los metales también “dependen menos de la demanda china”.

Funcionarios de Peñoles no contestaron el viernes las llamadas en las cuales se solicitaban declaraciones.

Standard Poor’s rebajó el jueves un nivel la calificación de los bonos de Peñoles y los llevó a BBB-, el menor grado de inversión. Mantuvo sin cambios en BBB, un nivel más alto, la nota de los de Fresnillo. La unidad opera la mayor mina de plata del mundo y cuenta con la ventaja de costos muy bajos, dijo S&P

Los rendimientos de los bonos de Peñoles han trepado a 5.49 por ciento, o 0.63 puntos porcentuales más que los pagarés de Fresnillo. Se trata de la mayor brecha de que se tenga registro. A fines del año pasado, los bonos de Peñoles tenían un rendimiento de 4.75 por ciento, 0.93 puntos porcentuales menos que su subsidiaria.

“Los acreedores de Fresnillo tendrían acceso a flujos antes que los de Peñoles en el hipotético caso de un impago”, dijo Marcela Dueñas, una analista de S&P.