Empresas

Pemex gasta en exportaciones 6 de cada 10 dólares

12 febrero 2014 4:51 Última actualización 15 marzo 2013 7:50

[Bloomberg] Por cada 10 dólares que vende, casi 6 los destina a comprar productos (2012). 


 
Esther Arzate / Rivelino Rueda
 
Petróleos Mexicanos (Pemex) llega al aniversario número 75 de la expropiación como la cuarta empresa más importante del mundo en términos de producción, pero con una situación paradójica: 59.6% de lo que obtiene por todas sus exportaciones se destina a pagar importaciones.
 
Ello significa que por cada 10 dólares que vende, casi 6 los destina a comprar productos -principalmente petrolíferos-, que hoy no puede hacer internamente.
 
De acuerdo con información del Sistema de Información Energética de la Secretaría de Energía, el porcentaje de lo que Pemex gastó en importaciones el año pasado tocó su nivel histórico más alto respecto a lo que exportó -cifras totales.
 

[Elaboración propia]
 
 
Además, esa proporción crece aceleradamente desde el año 2006; en 2000, cuando inició el gobierno federal de Vicente Fox, representaba 29.3%; en 2006, cuando comenzó el de Felipe Calderón, se mantenía casi igual, en 29.2%, y a partir de ahí comenzó a elevarse.
 
Para 2008, cuando se aprobó la reforma energética, representaba 47.4%, y cuatro años después, en 2012, alcanzó 59.6%.
 
Al cierre de ese año las exportaciones totales alcanzaron los 52,020 millones de dólares (mdd), lo que representó un descenso en comparación con el año previo; y las exportaciones totalizaron 31,025 millones, con un ligero ascenso.
 
Aun así, el saldo ese año fue favorable a Pemex en 20,995 mdd.
 
En enero pasado la proporción fue de 39.8%.
 
La exportación que hace Pemex es de petróleo crudo, condensados, gas natural, productos petrolíferos y petroquímicos; la importación es de gas natural, productos petrolíferos y petroquímicos.
 
Sólo lo que gastó en 2012 por la compra de gasolinas equivalió a 41% de lo que exportó por petróleo crudo.
 
La Estrategia Nacional de Energía (ENE), aprobada ayer por mayoría en el Senado de la República, señala que en cuanto a productos finales, México se ha convertido en importador neto de gasolinas, diesel, turbosina, gas natural, gas licuado de petróleo (LP) y petroquímicos.
 
A ese problema se añade que muchos de los sistemas de transporte de energéticos presentan signos de obsolescencia, capacidad insuficiente, problemas de integridad física y, en general, se cuenta con pocas rutas de transporte por medio de ductos que provean vías alternas de abastecimiento o que puedan expandirse hacia áreas del territorio nacional que hoy no están atendidas.
 
La ENE plantea que es fundamental la participación del sector privado en las actividades donde por ley puede hacerlo (hidrocarburos y electricidad).
 
La aprobación en el Senado se hizo con 83 votos a favor del PRI, PAN, PVEM y Panal, 17 en contra del PRD, PT y MC, y siete abstenciones de senadores perredistas.
 
En 1990, primer año del que se tiene registro de la relación importaciones-exportaciones totales, la proporción era de 9.8%.
 

[Elaboración propia]
 
 
Debilitada
 
Durante 7 décadas y media, Pemex ha transitado por caminos que hoy la sitúan como productora de 2.5 millones de barriles al día. Es una de las empresas líderes en el mundo en la extracción de petróleo en aguas someras (menos de 500 metros de tirante de agua) y en pocos años ha incursionado en la exploración de campos no convencionales como Chicontepec, aguas profundas y recientemente en gas y petróleo de lutitas, donde los retos tecnológicos, económicos y humanos se multiplican.
 
Sin embargo, el déficit en plantas de refinación y petroquímica y la caída en la producción de gas natural han ocasionado que la relación importaciones-exportaciones crezca.
 
Este año está prevista la presentación y discusión de una reforma energética. El secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, ha señalado que sin ella, México podría convertirse en un importador neto de energías primarias en menos de seis años.
 
Las opiniones sobre la reforma están divididas en torno a lo que debe ser y hacer Pemex. El Pacto por México impulsa la apertura a la competencia en refinación y almacenamiento.
 
El Partido de la Revolución Democrática (PRD) señala, en su propuesta de reforma energética, que modernizar y modificar el régimen fiscal de Pemex es el primer paso que se debe ejecutar antes de considerar abrir áreas de la industria hoy reservadas al Estado, como la petroquímica básica, la refinación y la exploración y explotación de yacimientos no convencionales como el gas y petróleo de lutitas (shale gas y shale oil).
 
El director del Instituto Mexicano del Petróleo (IMP), Vinicio Suro, comentó que Pemex es hoy diferente a la empresa fundada en 1938, por lo que se debe lograr una reforma energética que le permita reorganizarse.
 
"Es necesaria una reforma que le dé nuevos bríos y le permita enfrentar el futuro de mejor manera", aseveró.
 
La catedrática del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), Miriam Grunstein, manifestó que Pemex no tiene problemas para financiarse, el problema es que gasta mal, por lo que darle más dinero mediante cambios en su régimen fiscal, requeriría vigilar cómo gasta.
 
Con información de El Financiero Diario.