Empresas

Pemex busca recuperar 160 mdd que le fueron defraudados en EU

12 febrero 2014 4:28 Última actualización 20 mayo 2013 13:49

  [Bloomberg] El ex consejero general de Siemens confirmó que realizó el pago de sobornos a los directivos de Pemex.  



Notimex

Petróleos Mexicanos (Pemex) anunció hoy que busca recuperar en una corte local casi 160 millones de dólares que le habrían sido defraudados por las firmas Siemens y SK Engineering & Construction (SKEC) en el proyecto para modernizar una refinería.
 
El representante legal de Pemex en el caso, Carlos González -del despacho Díaz Reus- informó en un comunicado que "Pemex intenta reunir testimonios e información adicional relacionada con este importante caso de corrupción mundial".
 
"Pemex toma muy seriamente las alegaciones de corrupción y no tiene tolerancia alguna ante el soborno o el fraude como método para hacer negocios", añadió.
 
El comunicado informó que el pasado 6 de mayo el ex consejero general de Siemens, Peter Paul Muller, testificó en la Procuraduría General de México y confirmó que esa compañía realizó el pago de sobornos a los directivos de Pemex.
 
Muller afirmó, de acuerdo con el comunicado, que los pagos estaban relacionados con el exceso de los costos del Proyecto Cadereyta y agregó que existen otros testigos con conocimiento de los hechos relacionados con la demanda.
 
En diciembre pasado, Pemex interpuso en una corte de Nueva York una demanda contra SKEC y Siemens, a quien señaló de cometer un supuesto fraude por 182 millones de dólares mediante la empresa Conproca.
 
Una ampliación de la demanda fue ingresada a la corte el pasado 8 de mayo para ofrecer mayores detalles de que tanto Siemens como SKEC presuntamente ofrecieron una oferta demasiado baja en 1996 para ganar el contrato para modernizar Cadereyta.
 
El 15 de diciembre de 2008, Siemens se declaró culpable de conspirar para cometer violaciones de la ley de Estados Unidos contra las prácticas corruptas en el extranjero y acordó pagar una multa a autoridades estadunidenses y europeas por 1,600 millones de dólares.
 
El pago de esa multa sentó un precedente "para dirimir los cargos de que en forma rutinaria apelaba a sobornos y pagos con dinero en negro, a efectos de asegurar importantes contratos de obra pública en todo el mundo, incluyendo los proyectos de modernización de refinerías en México", según el comunicado.
 
Mientras tanto, varios directivos de SKEC en Corea fueron procesados en 2003 con sentencias que implicaban cárcel debido a irregularidades, incluyendo corrupción, en la gestión de la compañía en todo el mundo.